El histórico y centenario túnel peatonal que cruza Libertador.

Todos los intentos de poner en valor este tunel han fracazado, pero se intenta reabrir el túnel peatonal que cruza Libertador siempre, pero noo curre.



Se construyó en 1910. Se cerró en el 1991 cuando el zoo fue privatizado, ya que adentro del mismo se encuentran las bombas que desagotan el agua, entonces se entró en conflicto y el cruce se inundaba. Una vez se reabrió en el 2003 con el nombre “Pasaje de las artes”, a cargo de la Direccion General de Museos de la Ciudad, allí se realizarían exposiciones de arte rotativas (Ademas de la funcion como cruce). Fue cerrado nuevamente por falta de mantenimiento. Hoy se vuelve a pensar en como mejorarlo.

El pasaje subterráneo de la avenida del Libertador, en Palermo, que desde hace casi un siglo une una de las entradas al Zoológico con el parque Tres de Febrero—, será privatizado en su momento fué el “Cruce de las artes” que prontamente fracasó.

El centenario pasaje fué habilitado pero luego cerrado. Fue restaurado y funcionó solo de 8 a 20. Estaba en pésimas condiciones. Casí 100 años de abandono del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires informó que lo volvió a cerrar y no reabrirá, el histórico y centenario pasillo subterráneo que corre por debajo de la avenida del Libertador, a la altura del a avenida Sarmiento, Palermo, Comuna 14.

Este pasillo une la manzana donde está emplazado el Ecoparque y el Parque Tres de Febrero, a la altura de la estatua de Sarmiento hecha por Rodin. Pasa frente al Monumento a la Carta Magna, más conocido como Monumento de los Españoles.

El túnel fue proyectado en 1910, pero se habilitó algunos años más tarde. En aquella época, la idea era hacer coincidir la apertura del pasaje subterráneo con la inauguración del Monumento a los Españoles, en la esquina de Sarmiento y Libertador, que había sido donado por el Rey de España por el centenario de la Revolución de Mayo. Por múltiples inconvenientes, la construcción del Monumento se atrasó y, con ella, la del túnel.

En 1991, con la privatización del zoológico porteño, el pasaje —que ya no estaba en las mejores condiciones— fue cerrado. “Uno de los problemas fue que las bombas que sacan el agua del túnel están dentro del zoológico. Cuando pasó a manos privadas, se generó un conflicto”, cuenta López.

Pasado mañana, con el jefe de Gobierno Aníbal Ibarra haciéndose cargo del tradicional corte de cintas, el túnel volverá a ser transitable para las miles de personas que pasan por allí a diario. Se calcula que sólo durante las vacaciones de invierno unas 300 mil personas visitarán el Zoo, que tiene una entrada por Libertador. Y el túnel es una buena forma de evitar el fugaz semáforo de esa esquina.

Historia, crónicas de ayer
VOLVER… Jueves 17 de julio de 2003
El nuevo “Cruce de las artes”, de unos 25 metros de largo, tendrá ahora vigilancia y estará abierto todos los días entre las 8 y las 20. La Dirección General de Museos de la Ciudad organizará muestras y exposiciones de arte que irán cambiando periódicamente.

Durante 45 días —el tiempo que demandaron los trabajos—, se pintó el túnel, se repararon los problemas de humedad y filtraciones, se colocaron nuevas luces y se arreglaron las bombas. También se reemplazaron la mayoría de los azulejos del revestimiento interno y se cambiaron algunos de los mármoles blancos italianos de las escaleras.