El Servicio Meteorológico Nacional advirtió que se espera abundante caída de agua

Publicado por

La Ciudad de Buenos Aires, así como buena parte de la región centro del país, vivió ayer otra jornada sofocante, con una temperatura que superó los 30 grados y con elevada humedad. Tal como pronosticaba el Servicio Meteorológico Nacional (SMN), por la noche llegó la lluvia y durante la madrugada hubo un intenso diluvio, que se extendió por más de dos horas.

El organismo renovó una vez más el alerta que venía lanzado desde ayer por probables tormentas fuertes y rige al menos hasta las 10 de la mañana. El aviso advierte que el desplazamiento de un frente frío generaró entre la madrugada y la mañana abundante caída de agua en cortos períodos, fuerte actividad eléctrica, ráfagas. Se espera, añade el parte, que estos fenómenos disminuyan con el correr de este jueves.

El área alcanzada por el aviso comprende la Ciudad y el Conurbano, Río de la Plata, La Plata, norte, centro y sudeste de Buenos Aires, norte de La Pampa, San Luis, centro y sur de Santa Fe, Entre Ríos y Córdoba.

Las condiciones irán mejorando en el transcurso del día, que comenzará con cielo nublado, lluvias y tormentas, y vientos regulares a leves del sur con ráfagas que irán en disminución. Pasado el mediodía, ya no se esperan lluvias, sino cielo con nubosidad variable y vientos moderados del este. La temperatura oscilará entre los 17° y los 24 grados.

El viernes continuarán las lluvias: por la mañana, el cielo estará parcialmente nublado a nublado y las condiciones desmejorarán nuevamente, con probabilidad de precipitaciones durante toda la jornada, que alternarán con mejoramientos temporarios. La mínima pronosticada es de 19° y la máxima, de 26 grados.

Para el sábado, persistirá la posibilidad de precipitaciones durante todo el día, con mejoramientos temporarios y vientos leves de direcciones variables. La temperatura mínima se ubicará en los 22°, mientras que la maxima alcanzara los 28 grados.