Convocan a una marcha hacia la Quinta de Olivos el próximo lunes 30 de julio

Publicado por

El proyecto de Ley que pretende llegar a la legalización del aborto, senadores analizaron introducir una serie de modificaciones a la iniciativa original que ya tiene media sanción en Diputados. Una de esos cambios propuestos que se “negocian” es el de llevar hasta las 12 semanas de gestación la interrupción del embarazo y no hasta la 14, como se había aprobado inicialmente.

Se especula con que el 8 de agosto -cuando se vote la ley del aborto legal en Senado- el proyecto tal como está hasta el momento no lograría la mayoría para ser finalmente aprobado. Muchos de los que están a favor de la despenalización, se convencieron de que será necesario negociar.

Organizaciones que rechazan la legalización del aborto, encabezados por Unidad Provida y Marcha por la Vida, convocan a una marcha hacia la Quinta de Olivos el próximo lunes 30 de julio a las 19. El objetivo de la movilización es pedirle al presidente Mauricio Macri que “cumpla su promesa de cuidar la vida desde la concepción”. La cita es en la esquina de avenida Maipú y Julio A. Roca, para dirigirse a pie hasta la quinta presidencial.

Ante la exposición en el Senado de la Nación del ministro de Salud Adolfo Rubinstein donde afirmó que los funcionarios “se mantendrían al margen del debate”, y que el presidente de la Nación “no vetaría la ley”, organizaciones a favor de la vida quieren “pedirle al gobierno de Mauricio Macri que se abstenga de intervenir en favor del proyecto de ley, a través de sus ministros en el Senado de la Nación”.

“Convocamos a toda la ciudadanía que defiende las dos vidas, la de la madre y la del niño, a defender nuestros derechos primordiales y a rechazar este ataque a la vida, a los hijos, a los valores fundamentales y a la familia argentina”, anuncian los organizadores en un comunicado, y agregan: “El rechazo al aborto es la defensa de los valores humanos fundamentales y esenciales del hombre. Por eso, decimos: ¡cuidemos las dos vidas!”.

El presidente del Episcopado, Oscar Ojea, el último 8 de julio en la Basílica de Luján fue quien marcó el quiebre al exponer en su homilía la crítica más rotunda contra la iniciativa parlamentaria: «Sería la primera vez que se dictaría en la Argentina, en tiempos de democracia, una ley que legitime la eliminación de un ser humano por otro ser humano».

Obispos cordobeses fueron más allá y afirmaron que «una democracia que no respete toda vida humana se convierte visible o encubiertamente en dictadura de los que ostentan más poder porque cuando no se respeta la vida del más débil la libertad se convierte en ocasión de dominio y arbitrariedad».

El proyecto de ley de “Interrupción voluntaria del embarazo” que obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados el pasado 14 de junio, será votado por los senadores el miércoles 8 de agosto. Movimientos provida de todo el país se encuentran organizando diversas movilizaciones, para pedir a los senadores provinciales el rechazo a la ley.