Bodegas. En sus restaurantes en Buenos Aires

Publicado por

Ofrecer una guía calificada para adentrarse en el apasionante mundo del vino; acercar a tierras urbanas las particularidades de los distintos terruños en los que crecen las vides; dar un marco distinto a encuentros corporativos, de amigos o familiares. Para albergar esas propuestas, prestigiosas bodegas cuentan con casas o restaurantes en la ciudad de Buenos Aires, en los que la enología y la gastronomía se dan la mano en placenteras experiencias.

La primera en abrir sus puertas fue Casa Nieto Senetiner (Quintana 192), que en 2002 se convirti´p en la primera escuela de enófilos de la Argentina fundada por una bodega, al mismo tiempo que ofrecía cursos sobre vino para profesionales de la industria gastronómica. Con el tiempo, su propuesta ha ido evolucionando, para convertir a la Casa en un espacio multidisciplinario en el que también se realizan actividades gastronómicas pensadas para quienes estan interesados en explorar el mundo del vino.

“Somos pioneros en contar con un espacio en Buenos Aires que nos permita reunir a nuestros consumidores y clientes, tanto para compartir un momento junto a nuestros vinos como para capacitar”, afirma Federico Ruiz, brand ambassador de Bodegas Nieto Senetiner.