Una mirada interior en el Sívori. Mariette Lydis.

Publicado por

En el Espacio Confitería se exponen obras de la artista austríaca que residió sus últimos años en argentina, pertenecientes a la colección del Museo Sívori. 

El Museo de Artes Plásticas Eduardo Sivori, dependiente de la Dirección General de Patrimonio, Museos y Casco Histórico, anuncia la inauguración de la muestra Una mirada interior, con obras de la artista austríaca Mariette Lydis, el sábado 21 de enero desde las 10 hs en el Espacio Confitería, Av. Infanta Isabel 555, frente al Rosedal.
Podrá visitarse hasta el 26 de marzo de 2017, martes a viernes de 12 a 20 y sábados, domingos y feriados de 10 a 20.

Entrada: $10. Miércoles y viernes: gratis

Sobre la muestra
Se exhiben seis dibujos y un aguafuerte (grabado) que forman parte de la colección del Museo Sívori: «Domésticas», «Niños de Biafra», «Estudios de una enferma mental», «Oráculo», «Paisanas», «Papá Lydis», «Viejo Lydis».  
Mariette Lydis nace en Austria en 1887). Sus condiciones naturales para el dibujo hicieron de ella prácticamente una autodidacta en lo que resultaría su vocación definitiva. Se casa con el griego Jean Lydis, con quien vive en Atenas, donde reside diez años. Realiza dibujos acuarelados inspirados en temas orientales y publica en Alemania libros con sus ilustraciones. En 1924 se separa y se instala en Italia, cerca de Florencia. Allí comienza a pintar al óleo, recibiendo la impronta de los maestros italianos. Exhibe por primera vez en la galería Bottega di Poesia de Milán y es invitada a París, al Salón de otoño de 1925.

El novelista Marius Leblond la llama «la Botticelli del mundo de Dostoievsky», por su arte realista que mostraba con crudeza, pero gran sensibilidad y ternura, una galería de seres desposeídos y de los bajos fondos. Su dibujo de trazo preciso y delicado, algo mórbido, recuerda al de Foujita. Una sucesión de triunfos jalonó sus exposiciones de París, en Londres, Bruselas, Amsterdam, Viena, Venecia, Ginebra, Nueva York, Buenos Aires.  Sus obras llegan a numerosos museos del mundo (Amsterdam, Florencia, Londres, Nueva York).
En París conoce al conde italiano Giuseppe Govone, editor de libros para bibliófilos, con quien se casa.  Él la inicia en la litografía y el aguafuerte, publicando diversos autores ilustrados por ella: Ovidio, Luciano, Boccaccio, Baudelaire, Louys, Colette. El erotismo y el amor sáfico son algunos de sus temas favoritos.

En agosto de 1939 deja París y marcha hacia Inglaterra.  A pocos días de su llegada a Londres estalla la guerra y zarpa hacia la Argentina. En Buenos Aires trabaja incansablemente, ejerce la docencia y  pinta numerosos retratos. Viaja por el país, retratando sus paisanos, sus niños humildes, sus animales y su flora. Finalizada la guerra, Mariette permanece en Argentina. En 1948 viaja a París, donde pasa casi dos trabajando intensamente. Regresa a Buenos  Aires y, poco antes de morir, dona al Museo Sívori la mayoría de sus obras, ilustraciones originales y sus respectivos libros .  Fallece el 26 de abril de 1970, a los 82 años.