Plaza Dr. Benjamin A. Gould.

Compartí las noticias de Palermo

Benjamín Apthorp Gould: (1824-1896), astrónomo norteamericano; fundador del Astronomical Journal de Cambridge; dirige la construcción e instalación del Observatorio Nacional de Córdoba en 1871 y es su primer director hasta 1884; autor de Uranometría argentina, Catálogo general argentino y Fotografías cordobesas.







Av. Sarmiento S/N, C1425 CABA

Esta plaza cuenta con un planetario con una cúpula de 20 m de diámetro. Sobre ella pueden llegar a reproducirse 8900 estrellas fijas, constelaciones y nebulosas.

Su primera función se realizó en junio de 1967 y en 2011 sufrió una serie de reformas de gran importancia.

En el exterior del edificio podemos encontrar un bajorrelieve en homenaje al astrónomo polaco del renacimiento Nicolás Copérnico; también se puede observar un reloj solar que fue donado por la Embajada de Japón en Buenos Aires al Planetario Municipal en enero de 1970. Se trata de una replica de un modelo inventado por el profesor Tokutaro Yabashi.

Además la plaza cuenta con un gran lago de 9000 m2 donde pueden observarse cisnes y patos nadando sobre este espejo de agua.

La Plaza Benjamín Gould fue bautizada en homenaje al astrónomo norteamericano que se hizo cargo, entre 1871 y 1885, del Observatorio Astronómico de Córdoba, convirtiéndose en el pionero de la astronomía observacional y de la meteorología argentina. Es en esta plaza, precisamente, donde el Planetario comparte espacio con su lago homónimo que, durante el día, refleja sobre su espejo de agua la conocida estructura este edificio emblemático de la Ciudad.

El Planetario abrió sus puertas al público el 5 de abril de 1968. Desde entonces, se dedicó a la promoción de la divulgación científica, para lograr que el conocimiento científico trascienda el mundo académico y sea accesible a todas las personas.

Presenta sus espectáculos con un nuevo proyector de estrellas, un novedoso sistema de video full dome, una renovada cúpula interna y butacas móviles 4D. Las nuevas tecnologías instaladas en la sala de espectáculos permitieron crear un entorno único de inmersión que permite al espectador vivir maravillosas experiencias astronómicas educativas y, al mismo tiempo, recreativas.