La postura que debemos adoptar al sentarnos frente a la computadora.

¿Listos para las largas sesiones navegando?

Las largas sesiones frente a la pantalla, evitando la fatiga ocular y ofreciendo una experiencia de visualización más cómoda para usos prolongados.

Otro tema de gran importancia es la postura que debemos adoptar al sentarnos frente a la computadora. Según los expertos, estas son las reglas a seguir:

Cuello: mantén la mirada siempre hacia el frente, evitando la torsión del cuello. La parte superior de la pantalla debe quedar a la altura de tu línea horizontal de visión.

Hombros: siempre los debes tener relajados.

Codos: dejalos apoyados y pegados a tu cuerpo manteniendo un ángulo de entre 90° y 100°.

Brazos: no digites con los brazos en suspensión. Sitúa los elementos utilizados con más frecuencia de modo que estén cómodamente a tu alcance.

Antebrazos: apoyalos sobre el escritorio. La silla que utilices también debe contar con apoyabrazos.

Muñecas: tienen que estar relajadas, alineadas respecto al antebrazo, evitando desviaciones.

Espalda: debes mantener su curvatura natural y siempre apoyada en el respaldo. Utiliza siempre una silla que proporcione apoyo para la zona lumbar.

Cadera: mantén un ángulo de entre 90° a 100°, con los muslos paralelos al suelo.

Rodillas: deben formar un ángulo mayor a 90°.

Pies: mantenerlos apoyados sobre el piso. Retira los elementos que se encuentren debajo de la mesa para que las piernas se puedan colocar y mover con comodidad. Utiliza un reposapiés si los pies no descansan cómodamente en el suelo.

Vista: cada cierto tiempo realiza el ejercicio de mirar un punto lejano (a través de la ventana) por algunos segundos. Así relajarás los músculos oculares.