La Fototeca Latinoamericana en el corazón de Palermo, en Buenos Aires.

Publicado por

La Fototeca Latinoamericana (Fola)sería el primer museo en América Latina dedicado exclusivamente a la fotografía latinoamericana contemporánea. Así lo asegura Gastón Deleau, el gestor cultural que logró concretar la fundación de este espacio, en el corazón de Palermo, en Buenos Aires.

“Fola es el primer museo en América Latina dedicado exclusivamente a la fotografía latinoamericana contemporánea. Queremos que sea la casa de los fotógrafos, que sea referente latinoamericano en la disciplina”, dijo Deleau en una entrevista con agencia Télam.

Hasta el momento, 250 fotografías de arte latinoamericano de los últimos quince años integran la primera colección del museo. El proyecto invitaría a distintos fotógrafos de la región, consagrados y emergentes a exponer; pero también exhibir de manera rotativa las distintas obras que integran la colección (obras de 80 artistas de doce países), con nombres destacados como Hugo Aveta, Horacio Coppola, Nicola Costantino, Sameer Makarius, SUB Cooperativa de Fotógrafos y muchos más.

Fola está ubicado en un galpón de 1.200 metros cuadrados, ubicado en Distrito Arcos, en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, Argentina. El espacio busca acercar la fotografía a todos los públicos y cuenta con tres salas de exhibición -de mayor a menor-, un auditorio y una tienda de libros de artistas, ediciones especiales y objetos vinculados a la fotografía.

El espacio, inaugurado la semana pasada en Buenos Aires, divide la muestra en partes, donde se destaca ‘Este es mi lugar’, un recorte atractivo y elocuente de las distintas técnicas y texturas que hacen a la fotografía contemporánea de la región, con la curaduría del prestigioso Rodrigo Alonso.

Son más de 60 imágenes que incluyen nombres tan diversos como la colombiana Doris Salcedo o el argentino Marcos López, y que “se anclan en cuatro ejes temáticos, todos encerrados en la reflexión acerca de qué es la fotografía latinoamericana hoy, cuáles son sus rumbos”.

Según dijo Alonso: “Cuatro ejes ligados al paisaje urbano, la gente, la intimidad y lo cotidiano”.

“El término fotografía latinoamericana tuvo que atravesar por todo tipo de cuestionamientos. Sin embargo, estos no fueron menores a los que sufrió el propio concepto de fotografía, en particular, en relación con su imperativo de registrar “la realidad”, se puede leer en el texto curatorial de Alonso.

En la segunda sala, el espectador se encontrará una exposición de fotografías de Frida Kahlo y Diego Rivera, ‘La vida relatada con el ojo’, de Leo Matiz, retratados en la intimidad de su casa de Coyoacán de los años 40, rodeados de sus flores y plantas, la célebre Casa Azul.

Matiz fue testigo presencial de esos años y logró imágenes magnéticas de Kahlo distendida, acostada en el césped, rodeada de sus amigos, fumando, bebiendo de una botella, o comprando telas a un vendedor ambulante.

Para terminar el recorrido hay una pequeña sala expositiva que contiene una muestra de artistas peruanos pertenecientes a la colección Fola, ‘Proyecto Perú’.

El auditorio, además, será sede a partir de marzo próximo de un programa de debates y conferencias titulado ‘Farfoco’, Foro Anual de Reflexión sobre Fotografía Contemporánea.

En 2016 y 2017, Fola recibirá exposiciones como la del artista español Chema Madoz (ganador del Premio nacional de Fotografía de España), una exhibición de retratos de Robert Mapplethorpe (cuya vida es relatada de manera magistral por su amiga Patti Smith en el libro ‘Éramos unos niños’) y otros proyectos provenientes de Brasil, México y Perú.