La Colorada: Un Rincón de Londres en Buenos Aires

Publicado por

La Colorada, un sello de Palermo, fue levantado por el arquitecto e ingeniero Regis Pigeon, un destacado profesional inglés. Al adquirir un terreno en la intersección de Cabello, conocida en aquel entonces como Las Heras segunda, y Malabia (hoy República Árabe Siria), concebía la idea de erigir un edificio singular, evocativo de Londres en pleno corazón porteño. La Colorada es un auténtico representante de la arquitectura de la Revolución Industrial en CABA, edificado originalmente para el alquiler de sus dependencias al personal jerárquico ferroviario en Argentina. En 1953, la familia Mitre (propietarios y fundadores del diario La Nación) adquirió la propiedad, marcando el inicio de su subdivisión en 28 unidades funcionales.

La esquina de Cabello y República Árabe Siria en Buenos Aires es una de las más fotografiadas de la ciudad. Allí se encuentra el imponente edificio conocido como La Colorada, así llamado por el tono distintivo de su fachada de ladrillo visto.

Este emblemático edificio, representante de la arquitectura de la Revolución Industrial en CABA, ha sido testigo del devenir de la historia porteña desde su construcción en 1911 por el arquitecto e ingeniero inglés Regis Pigeon.

Joyas de Hierro y Ladrillo de Otra Época

La Colorada no solo es un edificio, es una obra maestra que fusiona la visión inglesa de Pigeon con la Revolución Industrial. Fue pionero en la utilización de materiales y técnicas constructivas de la época, importando incluso los ladrillos desde Inglaterra para su fachada de ladrillo visto.

Un Pedazo de Palermo en Constante Transformación

En su origen, albergó viviendas para el personal ferroviario, pero con el tiempo, la familia Mitre adquirió el edificio y transformó la mayoría de sus unidades en locales comerciales, estudios de arquitectura y moda, convirtiéndolo en un epicentro creativo.

Resiliencia y Legado Cinematográfico

Este icónico edificio no solo es parte del panorama arquitectónico, sino también del celuloide. Ha servido de escenario para varias películas y cortometrajes, como “El vampiro negro” (1953), una de las primeras películas argentinas en color.

Una Visión hacia el Futuro

Hoy en día, La Colorada sigue siendo un punto de referencia en el barrio de Palermo, con sus locales de moda vanguardista, estudios de diseño innovadores y su constante presencia en la escena cinematográfica.

La Colorada, con su fachada única y su estructura de hierro, sigue siendo un testimonio vivo de la historia de Buenos Aires, atrayendo a visitantes y turistas ávidos por sumergirse en su legado arquitectónico y cultural.