In bocca al lupo / Café restó italiano: Bonpland 1965

Publicado por

Para nosotros, la expresión significaría estar en la boca del lobo, pero en realidad es algo así como un deseo de suerte. Para Enrico Aguggiaro, de Trieste, es su querido caffé de Palermo, donde aún no está tan arraigado el concepto del ineludible café al paso, como en Italia. Con su mujer, la colombiana Jennifer, se establecieron hace un año en esta casa con mesitas en la vereda, barra, salón y encantador patio con intenciones de jardin vertical. Arriba, privado para 30 cubiertos y terraza en proyecto. Enrico se preparó en los mas auténticos centros de cada especialidad de la cucina italiana, la pizza, la pasta, la panadería y la pasteleria, asi como en el café, en Nápoles, en Florencia y en el Cordon Bleu. Es maestro heladero y en CAVE se hizo barista del café. Tambien cocinó con notables aunque de su abuela aprendió lo mas valioso, la cocina saludable.

Hacen apetecibles desayunos y meriendas varias ($ 48 a 60) con pasteleria casera. Medialunas, tarteletas, hojaldres, minitortas y un tiramisú imperdible (de $ 5 a 30), sándwiches de baguette casera, pizza, huevo strapazzato con panceta (20), variedad de cafés Illy de preparación impecable, ricos jugos y licuados (22 a 27) y aperitivo de 17 a 20 (un cóctel bien italiano con algo salado, 60). A mediodia, panini varios con hojas frescas y papas (48 a 55), ensaladas, y los calientes típicos: lasaña, fetuccine a la carbonara, berenjenas a la parmesana (50 a 65). Sábados y domingos, tres completos brunch (135-150-160), con lo mejor de la cucina de Enrico, ejecutada por el capacitado David Ramos (25 años). El ambiente es claro, soleado o rosado al caer la tarde. Sólo perturba el ruido de las maquinitas y la ausencia de servilletas de tela cuando se come en serio.

Mas datos Bonpland 1965; 4774-3692. Martes a viernes, de 9 a 20; sabados y domingos, de 9.30 a 20. 66 cubiertos, 6 en la barra. Tarjetas principales.