Échale la culpa a los medios de comunicación. Por Leo Anzalone.

Publicado por

Los desaciertos en el kirchnerismo son muchos y se acentuaron en los últimos años, la mayoría de ellos por la ineficacia de los funcionarios K, pero el gobierno en vez de hacer una autocrítica, que siempre es sana, descarga las culpas en los medios de comunicación, situación más que graciosa e inútil.

El “ellos” y “nosotros” fue algo que desde sus inicios usufructuó el kirchnerismo, primero contra las fuerzas armadas, luego contra el campo donde la diferencia era “los oligarcas contra el pueblo”, pero sin dudas el enemigo preferido en esta década fueron los medios de comunicación.

Este es un gobierno que por supuesto tiene cosas buenas, pero que decidió ante cada error, en vez de hacer una autocrítica, echarle la culpa a alguien más y siempre fueron los medios y los comunicadores el blanco preferido.

Cristina Kirchner dijo en su momento que sería bueno nacionalizar los medios, claro, hablaba de aquellos que decidían no creerle a los números del Indec o que resaltaban las incongruencias del Relato, solo por mencionar una cuestión, pero que se repetían cada vez que la presidenta tenía una aparición publica. Sin contar los nefastos escraches públicos a periodistas. Parece que el gobierno prefiere combatir la información antes que a los males que sacuden al país.

Pero no solo fue Cristina, cada uno de los obsecuentes útiles del kirchnerismo pretendió tapar la ineficacia de las políticas buscando responsables externos. Lo ultimo que se me viene a la cabeza es la pauperrima actuación del Jefe de Gabinete en el Senado de la Nación donde responsabilizó de todos lo males a los medios. Casi sin ninguna verguenza o tal vez pensando que somos todos tontos, Capitanich dijo que la culpa de la inseguridad es exclusivamente de los medios opositores, contabilizó la cantidad de veces que hablaban de hechos delictivos, haciendo el ridículo.

Todos conocemos estas situaciones, pero hay que preguntarnos de que manual de política y comunicación esta guiándose el kirchnerismo o quienes son los genios que pensaron que la mejor manera de justificar la ineptitud y confundir a la opinión pública es culpando a los medios. Es tal el grado de desesperación que demuestra el gobierno nacional ante el difícil momento socioeconómico y por sobre todo por no saber como va a terminar el 2014, que temen además que cuando Cristina finalice su mandato sea recordada de la peor manera, para contrarrestar eso inventaron una nueva terminología para todos aquellos que no pensamos como el gobierno o lo cuestionamos: “anti argentinos”, esa fue la frase que utilizó el ministro Kicillof para atacar a una periodista que osó de hacer una pregunta que incomodó a la presidenta. O como dijo Parrilli al referirse a la investigación que la justicia hará de Cristina Kirchner por el decreto que habilitó el acuerdo de YPF con la empresa estadounidense Chevron, también son “anti argentinos”, como dejando en claro, sin ningún prurito, que ellos son “la Argentina”.

El planteo es sencillo y básico aunque no les da el resultado esperado ante el cambalache en el que se está convirtiendo el ejecutivo nacional en todos los estamentos. Como aquella vieja película de Michael Caine, “Echale la culpa a Rio”, donde el protagonista culpa de todos sus errores y desaciertos al lugar y al clima donde se encontraba, pero con una protagonista y actores de reparto tan desorientados, aunque aún mantengan un poder de daño activo y con una inconsciencia de la realidad latente, tranquilamente nosotros podríamos hacer otra comedia y llamarla “Échale la culpa a los medios de comunicación”.

*Dirigente de Peronismo Para Todos – Universidad Para Todos

Twitter: @leoanzalone – @peronismoptodos

leonardoanzalone@peronismoparatodos.net

www.facebook.com/peronismo.paratodos

www.facebook.com/universidad.paratodos