Vacaciones de invierno. Las calles de la Ciudad ofrecieron hoy una postal completamente diferente.

Publicado por

Niños y adolescentes pueblan las calles porteñas en el comienzo de las vacaciones de invierno

Las calles de la Ciudad ofrecieron hoy una postal completamente diferente, con menos autos y muchos niños y adolescentes aprovechando el inicio del receso escolar del área metropolitana, que se extiende hasta el próximo 1 de agosto.

“Ya desde el mundial disminuyó el trabajo, parece que muchos empalmaron con las vacaciones de los chicos”, aseguró a Télam Alejandro, empleado de un estacionamiento ubicado en Bolívar al 500, en el barrio de San Telmo, alrededor de las 10 de la mañana al mostrar que todavía quedaba lugar en el playón.

A la menor circulación de autos se le sumó el cambio de ritmo en el andar de los peatones, como en la peatonal Florida donde decenas de familias marchaban con tranquilidad, entre inusuales cochecitos de bebés.

“Llegamos ayer y hoy comenzamos recorriendo el centro”, contaron a Télam Juan Pablo y Lucrecia, un matrimonio oriundo de la localidad bonaerense de Azul mientras paseaban junto a sus hijos, Carla y Luciano.

No es la primera vez que la familia elige la Ciudad de Buenos Aires como destino invernal: “Es mucha y variada la oferta de actividades que hay, sobre todo si uno tiene chicos, es ideal. Y para nosotros es una buena opción ya que aprovechamos para hacer compras dijo Juan Pablo.

En la Plaza de Mayo, Miriam y Raúl le sacaban fotos a Luana, de 5, y Milagros, de 7, con la Casa Rosada de fondo: “Somos de Tucumán, así que en realidad ellas comenzaban hoy las clases, pero me acompañaron que yo tenía que hacer un trámite en Capital y estamos paseando”, aseguró Miriam.

Y continuó: “Como vinimos por poquitos días queríamos conocer más que nada la parte histórica, yo ya había venido pero las nenas es la primera vez, lamentablemente encontramos cerrado el Cabildo”.

A unas cuadras de la plaza, en el Paseo de la Historieta, Evelín, de 10 años, quien “arrastró” a su mamá, Virginia, su abuela, Graciela, y sus hermanos Ezequiel y Ema hasta la Capital desde Isidro Casanova, contó: “Yo quería tener mi foto con Mafalda, así que le hinchó a mamá para que me traiga al centro”.
“Para el fin de semana próximo la cifra aumenta considerablemente porque se da el recambio”, aseguró la vocera, quien describió que “el origen de los visitantes es variado, tenemos de las provincias argentinas, muchos brasileños, pero también tenemos muchos locales, es que los porteños llevan al menos una vez en las vacaciones a sus hijos al zoo”.