Un toro braford criado y desarrollado genéticamente en Catamarca se consagró Reservado Campeón Senior Menor en la feria Rural de Palemo

Publicado por

Un toro braford criado y desarrollado genéticamente en Catamarca se consagró Reservado Campeón Senior Menor en la feria Rural de Palemo en Buenos Aires. Es producto de un embrión traído de Australia y tiene 30 meses. Se vendió a $445.000 a una empresa con experiencia en la fertilidad vacuna. «El Gobierno y el ministerio de Producción tienen que darse cuenta de que hay productores de producto muy bueno en Catamarca, que no hace falta ir a buscarlos afuera”, dijo Alejandro Lauret, administrador de Cabaña Santo Domingo, en el departamento La Paz, que llevó adelante el procedimiento genético.

Goliat, tal es el nombre del vacuno, es fruto de un embrión que la Cabaña trajo a Catamarca en 2011, en el primer viaje de la firma a Australia. Nació en el departamento La Paz, en los primeros días del 2012, el 17 de enero, luego de varios meses de esfuerzos en los que se trabajó en el mejoramiento genético del animal. Luego de su exposición en la Rural de Buenos Aires, salió Reservado Campeón Senior Menor entre 97 ejemplares de la raza que fueron expuestos. Según pudo averiguar El Ancasti, las líneas de sangre australiana son poco utilizadas en Argentina, y este ejemplar recibió muy buenos comentarios por parte de los jueces de Palermo.

Luego de dos años y medio de trabajo, Goliat fue vendido a la empresa SEMEX Argentina por $445.000, una firma multinacional que se dedica al desarrollo genético de los embriones para obtener productos de mayor calidad en carnes y leche. SEMEX posee una extensa líneas de toros padres, específicamente seleccionados para los ambientes climáticos del país.

Según afirmó el presidente de la Asociación Braford Argentina, Alberto Colombres Garmendia, en una nota al diario La Nación, la calidad de los animales que se expusieron este año «es mejor que el año pasado y la diferencia entre el primero y los últimos premios es cada vez menor».

«El centro genético compró un toro para sacarle semen e inseminar a nuestro ganado. Goliat es hijo de un toro que dio muy buenas crías. Esto se comercializará en toda Argentina, Uruguay, Paraguay, Brasil y todo lo que es parte del Mercosur. Es muy importante para Catamarca, porque vender genética catamarqueña hacia todo el país y todo el Mercosur es más que valorable y nunca se hizo. Los valores que está obteniendo la cabaña son muy importantes y está siendo reconocida a nivel nacional», comentó Lauret.

Sobre el procedimiento, Lauret explicó que la mejora genética «se da día a día». «Hay que seguir trabajando siempre, conociendo, alimentando y buscando un toro que mejore el rodeo de vacas que uno tiene. El toro que se premió hoy (por el lunes) es un toro que tenía 30 meses, es decir, que son dos años y medio de trabajo desde la gestación hasta que se lo entrega a los nuevos dueños, y no es poco tiempo», comentó.

Respecto al financiamiento, admitió que se trata de grandes inversiones: «Es difícil cuantificar los costos, porque esto es genética realmente Premium. El embrión se trajo de Australia, se trató en Catamarca y sale de nuevo al Mercosur. Son inversiones importantes, aunque no podría dar un número porque hay sensibilidad en cuanto a los costos», explicó Lauret.

Sin embargo, el productor ganadero justificó los gastos ya que se aprecian los resultados al final del proceso: «Es importante saber que este tipo de cuestiones tienden a ayudar al productor a que pueda tener mejor genética en su ganado, por ende, mejores animales y, por ende, mejores precios por los animales que hace. En última instancia los catamarqueños pueden comprar y comer carne de mejor calidad», precisó.

Consultado por el «Plan Toro», implementado por el Ministerio de Producción, Lauret expresó que no es necesario traer ejemplares foráneos: «Catamarca tiene condiciones agroecológicas. El Gobierno y el ministerio tienen que darse cuenta que hay productores de producto y generalmente muy bueno en Catamarca, que no hace falta ir a buscarlos afuera. Hay mucha producción y mucha gente que está trabajando. En Catamarca hay genética para catamarqueños».

La Cabaña Santo Domingo también expuso en la Rural a un toro que se consagró Reservado Campeón Junior, y obtuvo el segundo premio en Vaquillona Menor. Se trata de productores que año a año reciben distintos galardones por la calidad de sus vacunos.