Tango Palermo de Carlos Gardel

Publicado por
Tango Palermo de Carlos Gardel 

El hipódromo de Palermo es la síntesis del sentimiento burrero del porteño. Los más ilustres personajes pisaron sus baldosas. En un tiempo era cita obligada de la burguesía.

 La música de tango se originó en la zona del Río de la Plata

La música de tango se originó en la zona del Río de la Plata y poco después se extendió al resto del mundo. Resulta difícil determinar cuando comienza la historia de un barrio.. El 25 de junio se celebra el «Día del Barrio de Palermo». Palermo es un área extensa que abarca enclaves pequeños, como los concurridos Palermo Soho y Palermo Hollywood, que albergan restaurantes eclécticos, coctelerías y tiendas de moda. El parque Tres de Febrero, que incluye un jardín de rosas, un planetario y lagos, suele ser un sitio popular para hacer pícnics.

Carlos Gardel canta con su estilo  el tema «Palermo»,  Música : Enrique Delfino. Letra: Juan Villalba y Hermido Braga. Guitarras : Guillermo Barbieri y José María Aguilar.

 

Pero es también el llanto proletario del que deja sus últimos mangos en sus ventanillas del hipódromo de… Palermo.

¡Maldito seas, Palermo!
Me tenés seco y enfermo,
mal vestido y sin morfar,
porque el vento los domingos
me patino con los pingos
en el Hache Nacional.

Pa’ buscar al que no pierde
me atraganto con la Verde
y me estudio el pedigré
y a pesar de la cartilla
largo yo en la ventanilla
todo el laburo del mes.

Berretines que tengo con los pingos,
metejones de todos los domingos…
Por tu culpa me encuentro bien fané…

¡Qué le voy hacer, así debe ser!
Ilusiones del viejo y de la vieja
van quedando deshechas en la arena
por las patas de un tungo roncador…
¡Qué le voy hacer si soy jugador!

Palermo, cuna de reos,
por tu culpa ando sin cobre,
sin honor ni dignidad;
soy manguero y caradura,
paso siempre mishiadura
por tu raza caballar.

Me arrastra más la perrera,
más me tira una carrera
que una hermosa mujer.

Como una boca pintada
me engrupe la colorada
cual si fuera su mishé.

Que significan en el lunfardo las palabras que usa Carlos Gardel al cantar

Me atraganto con la Verde: La revista de las carreras
Me patino con los pingos: gasta el dinero en las carreras de caballos
El vento: Dinero, Plata, Billetes, Moneda
Sin morfar: Sin comer
Me tenés seco: Me tenes pobre sin dinero
Tungo roncador: Caballo malo que no corre
Engrupe: Engaña
Manguero: Pedigueño, mangin
Mishiadura: Pobreza extrema. Pobre sin nada
Mishé: Loco

 

El tango se originó en los arrabales del bajo fondo de Buenos Aires. “Un pensamiento triste que se baila”. Así definió el compositor Enrique Santos Discépolo el tango, un estilo de baile que se convirtió en ícono de Argentina y uno de los más populares del mundo. Ver nota sobre conventillos en Buenos Aires.

El tango surge en los barrios pobres, de origen prostibulario, en varias ciudades argentinas y uruguayas a finales del siglo XIX y llamó la atención del mundo y especialmente “los gorilas” por la sensualidad e intimidad de sus movimientos. El tango se afincó también en Palermo y Hansen fue su mitológico escenario, por el tiempo en que aún el arroyo Maldonado se encontraba abierto al cielo, y las esquinas del barrio no soñaban que tiempo después cobijaron la leyenda de acunar en sus ochavas a infinitos guapos y malevos. El barrio de Palermo fue el reducto de malevos y compadritos, de poetas de la envergadura de Evaristo Carriego, Borges, fue refugio del tango en aquellos tiempos ya pasados en que el tango era pecado. Actualmente es el barrio «de moda» que elige la gente medianamente joven para vivir.

El tango fue declarado Patrimonio Cultural Inmaterial por la UNESCO en el 2009. Hay multitud de lugares para ver y escuchar tango en Buenos Aires, sin olvidar la visita imprescindible a la casa de Carlos Gardel, en el barrio del Abasto.

Casa Bagley del Zoo.
El Tambito de Palermo, la primera milonga Argentina
Aljibe Colonial
Esculturas del Barrio de Recoleta
Palacio de los Patos
La familia Errazuriz Alvear


Tango en Palermo
Tango y Conceptos
Tango y Esclavitud
Tango Cambalache
Tango Tag