Se venderán unos 10 millones de dispositivos conectados a Internet en el mundo

Publicado por

La cifra no deja de ser conservadora comparada con la previsión de ABI Research que en el último trimestre del año pasado anunció que este año se vendería 90 millones de unidades incluyendo en su cuenta unos 22,6 dispositivos médicos.

Para ABI este año se venderán 7,4 millones de relojes, 42,6 dispositivos para usar en prácticas deportivas (desde podímetros a otros más sofisticados), 2,1 millones de anteojos y unos 13,6 millones de cámaras.

Según otra consultora, IHS Global Insights el mercado mundial de dispositivos portátiles -desde audífonos-, llegará a los 9 mil millones de dólares este año.

Los anteojos o gafas conectados llegarán a un total de 4 millones de unidades vendidos este año y junto a las pulseras y relojes facturarán un total de 3.000 millones de dólares a fines de este año, según Deloitte.

Esta semana Google anunció un acuerdo con la compañía italiana Luxottiva -que fabrica las gafas para Ray Ban, Oakley, Vogue Eyewear y Arnette-, para que amplíe el catálogo de monturas para los Google Glass.

Por su parte, otra consultora, Canalys, considera que sólo las pulseras y los relojes inteligentes sobrepasarán este año los 17 millones de unidades para acercarse a los 45 millones en el año 2017.

“La cuestión es tener un producto independiente que funcione solo, sin tener que conectarlo al teléfono inteligente”, explica Archana Vidyasekar, especialista del tema en la consultoría Frost & Sullivan.

En este rubro Samsung fue de los primeros en tantear el mercado con el reloj Galaxy Gear.Otros fabricante que incursionan en este segmento es Huawei con TalkBand, que combina un podímetro (contador de pasos) y un dispositivo de control del ritmo del sueño.

Como explica Carolina Milanesi, analista en Kantar WorldPanel: “para muchos fabricantes, estos accesorios son un peaje obligado porque el crecimiento de las ventas de smartphone se estanca”

Mientras que para mandar el mensaje de texto alcanza con la señal de la propia red del operador de telefonía móvil. Es una de las cuestiones que marca la diferencia entre un servicio de segunda generación (voz y texto) y de tercera generación (3G).

De allá que pese a la menor cantidad de unidades, los mensajes de texto generarán durante este año a nivel global ingresos superiores a los 100.000 millones de dólares; aproximadamente 50 veces más que el total de los ingresos provenientes de la mensajería instantánea móvil