Satan Dealers festeja sus 15 años con un concierto y nuevo disco

Publicado por

La banda de rock alternativo cumple 15 años de trayectoria y lo festejará con la edición de un disco nuevo ,»La eternidad en un hora», y un concierto este sábado a partir de las 20 en Niceto Club (Niceto Vega 5542) del barrio de Palermo.

La banda liderada por Adrián Outeda (ex NDI), en su nueva producción de estudio que contiene 12 canciones, reflejan todos los estilos que transita la banda, como el rock de garage, el stoner, el punk y el hardcore con un sonido poderoso que recuerda a los MC5`s, Stooges y los suecos Hellacopters.

En diálogo con PALERMOTOUR, Outeda, vocalista y líder de la banda, comentó que «en realidad, hace mucho tiempo que nosotros no organizábamos nuestra propia fecha, y menos en un lugar tan grande. Las expectativas son inmensas».

«Niceto lo encontramos después de buscar por todos lados. Ahora los lugares no son muchos y ellos nos abrieron las puertas de una, los demás estaban todos con las fechas ocupadas. Pasa que se generó todo ahora. No nos podemos quejar, en un principio, en otros tiempos más fáciles, después de lo de Cromañón se generó un filtro en los lugares, y a las bandas que recién comienzan, que están emergiendo, les cuesta mucho encontrar lugares para mostrarse. Somos privilegiados pero tampoco somos ciegos».

-¿Cómo surgió el sonido Satan Dealers y cuanto cambió cuando entraste vos?
-Al no ser miembro fundador, fue complicado. Ellos eran un trío y después nos sumamos varios para la propuesta. Grabamos el primer disco como quinteto y pasaron de cantar en inglés a castellano, sobre todo porque es nuestra lengua madre y nos gusta más, y porque rompimos mucho las bolas los nuevos (risas).
Estábamos como adelantados a nuestra época, eran un poco más proto punk, pero al entrar nosotros quisimos pulir más las guitarras y las melodías de las voces. Pero claro, empezaron a surgir más bandas parecidas a lo que hacíamos y ya no estábamos solos. Pero bueno, antes de Satan Dealers, las influencias mías eran Chikero, Kadaveres, Killer Dolls. Era más rock & roll y nosotros lo llevamos más al punk.

-¿Cómo se sienten ahora al haber terminado de grabar “La eternidad en una hora”?
-Es como adoptar un hijo. Tenés el producto tuyo entre las manos… Pobrecito mi hijo, él no es un producto (risas). Pero lo escuchás y eso. Particularmente, lo escucho un par de veces y ya lo dejo de escuchar. Siempre fui muy crítico con lo que hago, y a veces me pongo medio mal porque hubiese hecho otra cosa. Pero los tiempos corren y el tiempo es dinero, así que bueno. Siempre muy contento igual, por disconforme me pasa esto.

-¿Cuál es la diferencia con el anterior, «Canciones para desertar?
-Musicalmente lo compararía diciendo que quizás tiene ese sonido de formato de canción en algunos casos y que volvimos a un formato más salvaje en otros. Siempre tuvimos el karma de los guitarristas. Con nuevas personas, cambia la música y las relaciones adentro de la banda. En cuanto al proceso de composición, últimamente en este disco compusimos mucho más rápido, sobre todo por tener canciones de hace cuatro años más o menos.
La onda de este disco fue más espontánea, con la realidad musical de la banda. Siempre estamos abiertos a todos los sonidos, no nos encasillamos en nada. Siempre fue la idea esa. El hardcore en su momento, era un movimiento elitista, como es en el extranjero y acá se tomó de la misma manera. Con No Demuestra Interés intentábamos dar siempre un paso al costado de ese elitismo dogmático. En el rock es lo mismo. Hacemos lo que queremos porque lo sentimos.
Todas las bandas que tuve, yo estando, siempre sentí que eramos nobles con lo que hacíamos. Ahora NDI sigue… yo no los vi nunca más, no sé cómo será. Con respecto a Satan Dealers, es mi banda actual y siempre voy a dar lo mejor de mi para que lo que salga le guste a la gente. Lo de la masividad y de llegar a muchos oídos ya no forma parte de un emporio de situaciones que es lo que hace que quizás el rock se esté muriendo.

-¿Cómo manejás los tiempos entre Bandera De Niebla y Satan Dealers?
-Y mi trabajo… (risas). Por ahora lo aguanto. Cuando termino de tocar, termino a la miseria. Yo cumplí hace dos semanas 45 años. Lo disfruto, es eso lo que me mantiene en pie. Con todas las guerras que incluyen, te das la cabeza contra la pared diez millones de veces, pero eso es lo que te mantiene vivo.

-¿Planes para el resto del año con las dos bandas?
-Con Satan después del sábado nos vamos a Detroit de Morón. El 27 y 28 de noviembre hacemos Bahía Blanca y Mar Del Plata. El 25 de diciembre cerramos el año en el Salón Pueyrredón, que siempre fue una casa amiga. Con respecto a Bandera, presentamos los dos EP’s el sábado 17 de octubre en Club V, el 6 de noviembre tenemos la fiesta de nuestro sello, Inerme Discos, en un lugar hermoso que es Hasta Trilce. El 12 de diciembre vamos a Detroit de Morón.