Primeros auxilios. Con un entrenamiento sencillo se puede salvar una vida

Publicado por

Los primeros auxilios son aquellos cuidados apropiados e inmediatos que se aplican a víctimas de accidentes o con enfermedades repentinas antes de que sean atendidos en un centro asistencial. Su propósito es conservar la vida, evitar mayores complicaciones, ayudar en la recuperación de la persona y asegurar su traslado a un centro de salud.
Las emergencias que requieren con mayor frecuencia primeros auxilios son: el ataque cardíaco, la asfixia por sofocación, la inmersión, la electrocución, las obstrucciones de las vías aéreas, heridas y traumatismos graves. En la mayoría de estos casos de urgencia la primera persona que asiste a la víctima no es un profesional médico, por esta razón es conveniente que todas las personas posean, al menos, conocimientos básicos acerca de cómo proceder frente a estas situaciones.

Los objetivos de los primeros auxilios son:
Evitar la muerte.
Evitar el agravamiento de las lesiones.
Impedir más lesiones de las ya ocasionadas.
Aliviar el dolor.
Evitar infecciones.
Ayudar o facilitar la recuperación del lesionado.