Paro en Línea B de Subtes

Publicado por

Los sindicalistas dejarán a los pasajeros ingresar a la Línea B del subte sin pagar entre las 19:00 y las 21:00 de este lunes. Luego comenzarán un paro total del servicio hasta el final de la jornada. Lunes de protestas en el subte: molinetes liberados y paro en Línea B

La Asociación Gremial de Trabajadores del Subte y Premetro (AGTSyP) abrirá mañana por la tarde los molinetes de la Línea B, y luego paralizará completamente el servicio de ese ramal.

Los metrodelegados continuarán de esta manera con las medidas de fuerza en rechazo a la decisión de la empresa Metrovías, SBASE y el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de apelar el fallo de la Justicia que ordenaba reabrir la mesa por paritarias en el sector.

Los sindicalistas dejarán a los pasajeros ingresar a la Línea B del subte sin pagar entre las 19:00 y las 21:00, para luego comenzar con un paro total del servicio hasta el final de la jornada.

A través de un comunicado, el gremio consideró que «es imprescindible un llamado a la reflexión al Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y a Metrovías sobre su responsabilidad en el presente conflicto».

Además, el sindicato reiteró su «voluntad» de «buscar una solución pacífica» a las discusiones salariales, al tiempo que advirtieron que seguirán con las medidas de fuerza si no hay acuerdo.

«En marzo y abril se realizaron conversaciones que finalizaron en forma abrupta con la firma de una paritaria miserable del 13% en cuotas que ya ha sido superada por el Índice de Precios al Consumidor (IPC), que acumuló una suba del 16% en el primer semestre del año y una expectativa anual que sería mayor al 30%», cuestionaron los metrodelegados.

El jueves pasado los empleados del subte liberaron por dos horas los molinetes de la estación San Pedrito de la línea A del subte y paralizaron ese ramal en forma completa a partir de las 21:00 y hasta el cierre del servicio.

De esta manera retomaron las protestas en reclamo de la reapertura de las paritarias en el sector, luego de un mes de diálogo con las autoridades porteñas.

Por su parte Metrovías denunció a los empleados que adhirieron a la medida de fuerza y advirtió que aplicará «las sanciones correspondientes a aquellos trabajadores que obstaculicen o directamente impidan el normal funcionamiento del servicio».