Marcela Tauro, Dominique Metzger y Matías Tombolini, los famosos que incorporan los hábitos saludables para lograr el descenso de peso

¿Qué son los hábitos saludables? ¿Cómo incorporarlos? ¿Por qué no comenzar positivamente un nuevo año pensando en nuestra salud? Los famosos que decidieron sumarse a la movida del Método PronoKal cuentan su experiencia.

Buenos Aires, enero 2019.- Llegó desde España hace 5 años y aunque pasó a ser conocida en nuestro país como la ”dieta de los famosos”, el Método PronoKal es mucho más que una dieta. Cada vez con mayor espacio en la sociedad argentina ávida de sentirse bien de salud y sobre todo de verse con una figura atractiva, las preguntas se suceden ¿en qué consiste? ¿Por qué es realmente ¨sorprendente” como dicen algunos? Desde la empresa se presenta como un tratamiento médico personalizado (siempre en manos de profesionales de la salud) que logra hacer bajar entre 7 y 12 kilogramos por mes, acompañado por expertos en actividad física, coaching nutricional y hábitos saludables.

El nombre de esta dieta comenzó a sonar con más fuerza tras varios casos de éxito entre personalidades de la farándula, periodistas, conductores de programas de radio y TV, productores teatrales y hasta personalidades del mundo político. Silvia Fernández Barrio, Nequi Galloti, Nancy Duplaá, Dady Brieva, Marcela Tauro, Pilar Smith, Claudio Pérez, Javier Faroni figuran en esta galería de conocidos. Desde entonces, gran cantidad de argentinos han aumentado su interés por la “dieta de los famosos”, que asegura un descenso rápido de peso y un muy buen mantenimiento en el tiempo. El método bajo estricta prescripción médica, está basado en una serie de etapas que incluyen un descenso rápido y sostenido de peso con aporte protéico desde un principio, a expensas de la masa grasa y sin perder músculo, y una reeducación alimentaria con incorporación de hábitos saludables. Entre estas prácticas, la actividad física es considerada una estrategia terapéutica fundamental para enfrentar y combatir el sedentarismo.

Marcela Tauro conoció el Método PronoKal hace tres años y su vida cambió rotundamente, asegura la periodista especializada en espectáculos. “Mi vida cambió 180º, me resolvió muchas cosas, bajé de peso, me mejoró mucho la celulitis, mi piel está resplandeciente. Me puedo cuidar bien así. Eso me motivó y me llevó a que la actividad física también me gustara. En PronoKal me recomendaron que lo incorporara como un hábito saludable y así lo hice. Hago bicicleta, pesas, abdominales y sentadillas. Estoy fascinada”
Por supuesto toda nueva actividad exige su esfuerzo “al principio cuesta pero al sentirte mejor, ver que bajás de peso, estás de mejor humor, dormís mejor, al final es un placer.”

Matías Tombolini, economista y fundador del partido APPS (Avancemos por el Progreso Social) logró ordenar sus comidas, algo que puede ser un verdadero problema en el trajín social y político de un año electoral. “Necesito sentirme liviano para poder encarar la jornada y lo logré con el Método PronoKal”. El candidato además comentó que a través de la práctica deportiva “puedo descargar todas las presiones o tensiones que acumulo durante el día por mi actividad. Me relaja, me energiza, me pone en eje.”

La periodista Dominique Metzger también se sumó a la movida saludable del descenso de peso + actividad física + buenos hábitos. “Me gusta hacer entrenamiento funcional cuando tengo tiempo y también caminatas o yoga. Complemento PronoKal con estas actividades. Siento que le hace bien a mi mente y me despeja un montón, además de los cambios de hábitos en la alimentación me dieron más energía. Veo los resultados. Estoy súper contenta”.

Pero el éxito del método no solo es la parte médica, sino el conjunto de disciplinas involucradas en este desafío. El Prof. Lucas Pinter, Coach en Actividad Física del Espacio Pronokal propone trabajar bajo un concepto de entrenamiento personalizado, lo que les permite a sus pacientes adquirir el hábito de la actividad física rompiendo con los esquemas clásicos en un gimnasio, donde habitualmente la actividad se da en solitario, sin asesoramiento o con rutinas estándar no siempre adecuadas a las características personales.

Desde la perspectiva de la actividad física, el Prof. Pinter comenta que “un hábito saludable es la realización frecuente e incorporada de algún tipo de entrenamiento, deporte o disciplina, en la cual participe de forma activa nuestro vehículo físico”. Pero, ¿cómo desarrollar hábitos saludables?, se preguntan muchos. El especialista responde “los hábitos provienen de la reiteración de una acción o conducta aprendida, que se transforma con el transcurrir del tiempo, en un estilo y manera de vivir. Esto significa que siempre podemos aprender y reeducarnos hacia la concreción de hábitos saludables”.

Pero ¿cómo añadirlos a nuestra vida? Surge como nuevo interrogante, y Pinter responde “Los hábitos deberíamos incorporarlos paulatinamente, en un proceso lento, aunque firme y perseverante. Dejar a un lado las grandes proezas atléticas o las exigencias comparativas, pues que todos somos distintos y, por ende, tenemos nuestro propio ritmo de modificación y cambio. Por ejemplo podríamos comenzar adoptando estrategias simples, sencillas y cotidianas, como puede ser optar por subir escaleras, la de tu casa o la del trabajo, en lugar de la comodidad del ascensor. Caminar de forma moderada algunas cuadras, en vez de recurrir al siempre a mano colectivo o taxi. Otra opción sana sería optar por la bicicleta, mientras se disfruta un paseo quemando calorías. Como se darán cuenta, se trata de romper viejos esquemas mentales que condicionan nuestras acciones. Es dejar los enredos cognitivos y las excusas dominantes y tomar una decisión racional hoy, en el presente, en el único tiempo realmente verdadero, donde la maquinaria física puede manifestar y expresar toda su sabia armonía”

Pero, ¿cómo lo logro? Nunca mejor pregunta…
“Paulatinamente. Los hábitos hay que edificarlos como si se tratara de la construcción de un edificio. Idea, planificación y concreción. Entonces, tenemos que pensar primeramente que queremos construir o modificar en nuestras vidas, armar un plan y llevarlo a cabo. Cuando llega el momento de tomar la nueva decisión, en ese breve y decisivo instante, hay que rechazar fervientemente nuestro viejo hábito, con un mandato interno de ¡NO, hoy no! Y optar por la contraria y nueva variante, positiva y saludable opción. De esta forma estamos arrancando de raíz los automatismos mentales que nos convirtieron en personas ociosas y ansiógenas y, que lamentablemente, el cuerpo las paga con enfermedades de toda índole. Entonces, cuando hablamos de hábitos saludables nos referimos a estar bien con nosotros mismos. De poder querernos y apreciarnos desde lo más profundo. A tomar conciencia de que el cuerpo está diseñado para el movimiento y, que revelarnos contra ese sagrado proceso es atentar contra la propia biología. Moviéndolo, no sólo generamos un próspero hábito, sino también un mayor acercamiento hacia una mejor calidad de vida”, culmina diciendo Pinter.

El Método PronoKal cuenta también con Talleres de Cocina, a cargo de un equipo de nutricionistas dirigidas por la Lic. Florencia Borrell (Nutricionista, M.N. N° 6890) con el objetivo de facilitarle a los pacientes llevar adelante en forma cómoda el tratamiento y poder llevar prácticamente su comida a todas partes. Se suma un Canal de Cocina propio en YouTube que brinda recetas que pueden ser seguidas por los pacientes de todo el país desde sus casas. “En el Taller de Cocina los pacientes aprenden a cocinar combinando de manera creativa y sabrosa los ingredientes y productos de las diversas etapas del Método PronoKal con diversos condimentos e ingredientes permitidos”, explica la Lic. Borrell. Más información en www.pronokal.com.ar

Acerca de PronoKal Group® y Método PronoKal®-
PronoKal Group® es una empresa multinacional de origen español, creada en 2004, y especializada en el desarrollo e implementación de tratamientos médicos para la pérdida de peso. Con presencia internacional desde el año 2009, la compañía está hoy en más de 15 países. Gracias a su estructura logística y comercial, compuesta por filiales autónomas en cada país, la empresa es capaz de dar un servicio adaptado a las necesidades locales de sus pacientes. Su equipo está formado por diferentes perfiles de profesionales locales entre los que se incluyen médicos, dietistas-nutricionistas, expertos en coaching, técnicos en actividad física, colaboradores científicos y personal administrativo.
Con la misión de abordar el sobrepeso y la obesidad de forma eficaz y combatir así este problema socio-sanitario, en aumento a nivel mundial, PronoKal Group® lleva a cabo distintas actividades que van más allá del desarrollo y comercialización de sus tratamientos. Entre éstas destaca su labor de I+D, con un importante impulso de estudios científicos cuyo objetivo es evaluar la tolerabilidad, seguridad y eficacia de sus programas de pérdida de peso en distintos perfiles de paciente.
La formación continuada de los profesionales que se relacionan con la empresa es también otra piedra angular de la compañía. Su participación habitual en congresos médicos y foros científicos, así como la puesta en marcha de actividades tanto científicas como para la población, son otras de las actividades que la compañía realiza para generar una mayor sensibilización social y analizar los avances científicos en el ámbito del sobrepeso y la obesidad. www.pronokal.com

Actividad Física, una aliada para combatir la obesidad y el sobrepeso

Por el Dr. Juan J. Tortellá, Medicina familiar, especialista del Método PronoKal
Matrícula Nacional Nº 105941 Matrícula Provincial Nº 448144

Existe abundante información científica observacional que demuestra la asociación positiva entre el nivel creciente de actividad física y las chances decrecientes de contraer enfermedades crónicas (1-3), esto significa que, cuanto más tiempo de actividad física hacemos menos riesgo tenemos de enfermar. La obesidad es una de las enfermedades crónicas asociadas al mayor riesgo cardiovascular y mortalidad y se la define como una acumulación anormal o excesiva de grasa que puede ser perjudicial para la salud. (3)
El manejo del sobrepeso y la obesidad consiste en una combinación de: dieta alimenticia baja en calorías, ejercicio físico y cambios en las conductas en relación a la alimentación. Esto quiere decir que aunque el ejercicio, por sí solo, no ha demostrado científicamente resultados significativos en el descenso de peso (4-5), es parte integral del tratamiento cuando está asociado a una correcta alimentación baja en calorías, es clave a la hora de mantener la masa y el tono muscular durante el tratamiento de descenso de peso y es esencial para el mantenimiento del peso una vez logrado el objetivo.
El ejercicio físico tiene, además, beneficios en las personas con sobrepeso y obesidad inclusive ante la ausencia de un descenso de peso significativo (6-8):
– mejora el control de las glucemias y la sensibilidad a la insulina, previene el desarrollo de la diabetes tipo 2.
– el ejercicio aeróbico disminuye los valores de colesterol y grasas en sangre, disminuye el porcentaje de grasa corporal, aumenta la capacidad aeróbica y disminuye el riego de trombosis.
– el hábito a largo plazo de la actividad física aeróbica tiene efectos beneficiosos sobre la presión arterial.
– la actividad física aeróbica demostró una disminución preferente de la grasa abdominal, lo cual es importante dada la asociación de esta grasa con el riesgo cardiovascular
– muchos estudios científicos mostraron una fuerte relación entre la actividad física habitual y la disminución tanto de la mortalidad como del riesgo de enfermedad cardiovascular.
La actividad física debe realizarse de 5 a 7 veces por semana con una duración de 30 o más minutos por sesión para prevenir el aumento de peso y mejorar los parámetros de salud. Ahora, si lo que queremos es lograr un descenso de peso, es necesario asociar al ejercicio un plan alimenticio bajo en calorías (3), muchos trabajos científicos avalan el uso de tratamientos cuyo objetivo es lograr la cetogénesis del paciente mediante la restricción en la ingesta de los hidratos de carbono y el aporte de proteína de alto valor biológico, logrando así que el descenso de peso sea a expensas de quemar grasa y no debido a la pérdida de masa muscular.
Estos tiempos de entrenamiento son variables y es posible que algunas personas (en especial a mayor edad y/o con metabolismos “lentos”) necesiten realizar 60 minutos o más de actividad física diaria para lograr resultados (10).
En cuanto al tipo de actividad física la recomendación es crear un programa personalizado acorde a sexo, edad y antecedentes de salud que incluya tanto actividad aeróbica (caminar, trotar, andar en bicicleta, etc) como actividad con resistencia (musculación, pilates, calistenia, etc). Siempre es recomendable consultar con un profesional médico a la hora de comenzar a hacer actividad física (9).

1. Eckel RH, Jakicic JM, Ard JD, et al. 2013 AHA/ACC guideline on lifestyle management to reduce cardiovascular risk: a report of the American College of Cardiology/American Heart Association Task Force on Practice Guidelines. Circulation 2014; 129:S76.
2. Physical Activity Guidelines Advisory Committee. Physical Activity Guidelines Advisory Committee Report, 2008. US Department of Health and Human Services, Washington, DC, 2008.
3. World Health Organization. Global Recommendations on Physical Activity for Health, WHO Press, Geneva, Switzerland 2010. (Available online at http://whqlibdoc.who.int/publications/2010/9789241599979_eng.pdf (accessed November 20, 2014)).
4. Thorogood A, Mottillo S, Shimony A, et al. Isolated aerobic exercise and weight loss: a systematic review and meta-analysis of randomized controlled trials. Am J Med 2011; 124:747.
5. Shaw K, Gennat H, O’Rourke P, Del Mar C. Exercise for overweight or obesity. Cochrane Database Syst Rev 2006; :CD003817.
6. Sui X, LaMonte MJ, Laditka JN, et al. Cardiorespiratory fitness and adiposity as mortality predictors in older adults. JAMA 2007; 298:2507.
7. Kodama S, Saito K, Tanaka S, et al. Cardiorespiratory fitness as a quantitative predictor of all-cause mortality and cardiovascular events in healthy men and women: a meta-analysis. JAMA 2009; 301:2024.
8. Fogelholm M. Physical activity, fitness and fatness: relations to mortality, morbidity and disease risk factors. A systematic review. Obes Rev 2010; 11:202.
9. Waters DL, Ward AL, Villareal DT. Weight loss in obese adults 65years and older: a review of the controversy. Exp Gerontol 2013; 48:1054.
10. Donnelly JE, Blair SN, Jakicic JM, et al. American College of Sports Medicine Position Stand. Appropriate physical activity intervention strategies for weight loss and prevention of weight regain for adults. Med Sci Sports Exerc 2009; 41:459.