MALBA reabrió sus puertas

Publicado por

El Museo de Arte Latinoamericano de Buenos Aires (MALBA) reabrió sus puertas tras las reformas en la planta baja de su edificio, una obra de la recepción, el restaurante y la biblioteca a cargo del estudio de arquitectura español Herreros-

«El proyecto se propuso transformar el hall del museo en una suerte de plaza pública interior: un espacio que al tiempo que resuelve las nuevas necesidades derivadas del crecimiento del museo en los últimos años, ofrece un lugar amigable e inclusivo», explicó Juan Herreros, socio fundador del estudio, en una nota de prensa.

De esta manera, quien también estuvo a cargo de trabajos en el Museo Edward Munch de Oslo y salas del Museo Reina Sofía de Madrid, aseguró que su proyecto permitirá al MALBA, inaugurado hace 16 años, visibilizar su misión «como lugar de reflexión sobre el mundo que habitamos».

El trabajo consistió en ampliar las áreas de acceso del pasillo central, la recepción, los baños, el restaurante, la tienda y la biblioteca debido a la gran cantidad de visitantes del MALBA.

Dichas reformas implicaron al museo su cierre durante tres semanas hasta el lanzamiento de la renovada planta baja.

Una decisión clave en este proceso fue el tipo de material utilizado, ya que debía ser uno que pudiera «integrar espacios y amalgamar experiencias», según describió el MALBA en su sitio oficial.

Entonces, se seleccionó una piedra sinterizada Neolith que luce un tono gris llamado Phedra y puede soportar el denso tránsito de personas que tienen las instalaciones.

«Creemos que Neolith puede aportarle al proyecto cierta impronta industrial que a la vez tiene que ver con el recorrido que en estos años fueron transitando los museos», explicó Guadalupe Requena, a cargo de la comunicación estratégica del museo.

Sobre el futuro del MALBA, Requena indicó que «puede convertirse en un espacio de socialización interesante».