Los nuevos regímenes de Promoción Cultural

Publicado por

LA CIUDAD YA CUENTA CON LA LEY DE PARTICIPACIÓN CULTURAL

La nueva ley da mayor previsibilidad al sistema de Mecenazgo, más transparencia en los criterios de selección, aumenta la articulación con el sector privado y asegura una mayor diversidad de proyectos. Su implementación será a partir de 2019.

A las mejoras implementadas este año para todos los regímenes de Promoción Cultural, como la reducción de los plazos de procesos administrativos, la posibilidad de inscribirse a través del sistema Trámites a Distancia (TAD) o en el caso específico de Mecenazgo, la creación de los espacios de encuentro como “Conecta Cultura” que permiten a los proyectos poder vincularse con empresas, se suma ahora la sanción de la Ley de Participación Cultural.

Con el acompañamiento de la mayoría de los legisladores porteños la nueva ley fue aprobada. Su implementación será a partir de la próxima convocatoria (en marzo de 2019) y busca potenciar el número de participantes y generar mayores beneficios para los proyectos y sus patrocinadores. Estos últimos podrán asociar su marca a proyectos culturales con más facilidades y apoyo por parte del GCBA. La nueva ley, también impulsa un sistema escalonado de aportes entre el Estado y el sector privado para los proyectos presentados por personas jurídicas buscando la generación de un vínculo que potencie la oferta cultural porteña.

Con el fin de generar una mayor diversidad de propuestas, la flamante Ley fomenta la alternancia de proyectos porque cada aspirante a beneficiario podrá realizar hasta dos presentaciones, de las cuales sólo una debería ser aprobada. Otra de las novedades es que se priorizarán los proyectos relacionados con inclusión social a través de un mayor aporte de la Ciudad. El Gobierno además va a brindar mayor difusión a los proyectos aprobados para darlos a conocer al resto de los vecinos.

El Ministro de Cultura porteño Enrique Avogadro aseguró: “Mecenazgo es una de las herramientas que más proyectos culturales ha fomentado en la Ciudad. Seguimos avanzando y profundizando ese camino para generar más participación. Queremos que las empresas se involucren en la generación de la cultura porque esta es un factor fundamental de desarrollo humano. La inversión privada tiene que acompañar la inversión pública. Creemos que para cada empresa hay un nicho por descubrir y con el cual asociarse».