La pelea del resto Perón: Alderete Pagé vs Daniel Narezo Roig

Publicado por

Desde que debutó el restaurante, las presencias más aplaudidas fueron las del exjefe de Gabinete kirchnerista Aníbal Fernández , así como también Carlos Kunkel y Karina Rabolini , exmujer de Daniel Scioli. El chef Gonzalo Alderete dijo que le cambiaron las cerraduras y apuntó contra al dueño Daniel Narezo Roig, cercano a Víctor Hugo Morales y Hebe de Bonafini. Versiones de falta de pago e incumplimiento de obligaciones impositivas.

El local gastronómico del barrio de Palermo quedó envuelto en un puterio de denuncias y acusaciones cruzadas entre el dueño y un ex gerente y chef. Versiones de falta de pago e incumplimientos en las obligaciones impositivas. A la noche estaba lleno. El chef Alderete Pagés, a través de una carta publicada en Twitter, denunció

La posta sobre el Perón Perón. Ni cerrado ni laburantes despedidos. ✌

El empresario gastronómico Daniel Narezo Roig, dueño del restaurante temático justicialista “Perón Perón”, desmintió el cierre del local tras la publicación de una carta abierta de un ex empleado que se viralizó en las redes sociales y se malinterpretó como una despedida del comercio. “Está más que abierto”, dijo.

En un comunicado titulado “La posta sobre el Perón Perón. Ni cerrado ni laburantes despedidos”, Narezo aclaró que reducto de Ángel Carranza al 2200 estaba a pleno. El malentendido comenzó con una publicación de Gonzalo Alderete Pagés, ex chef y ex gerente del “Perón Perón”, quien denunció: «Esta semana, a pocos días de nuestro sexto cumpleaños, no nos dejaron entrar al restaurant. Nos esperaron con matones en la puerta. Nos despidieron a los gritos. Cambiaron las cerraduras. Entraron en las computadoras. Se robaron nuestras recetas. Se quedaron con el futuro de seis años de trabajo».

Como el local estuvo cerrado por la tarde, se tomó el posteo como una despedida. Abrió normalmente por la noche y con sus mesas colmadas llegó la aclaración.
En las redes sociales fue tendencia durante todo el día.

Obviamente, es imposible reflejar en un par de twitts todas las idas y venidas de estos seis años. El final ya lo conocen. Aunque en realidad no es un final: es un comienzo. Y eso nos tiene muy de pie. Viva Perón, compañeros. Volveremos.

De más está decir que no pretendemos apropiarnos de nada. Nos vamos con lo único que los matones no pueden quitarnos: el amor por alimentar y el compromiso con nuestros comensales.

Sin embargo, la situación con Narezo fue cada vez más difícil. Muchas cosas no dependían de nosotros. (Por ejemplo, nunca quiso poner tarjetas; ayer, cuando cambió la cerradura, trajo un posnet. El colmo del cinismo).

Muchas cosas, incluso, las hacíamos con nuestras manos. El locro que tantos compañeros iban a comer mañana, por ejemplo, siempre lo hice yo. Y del flan que hace Flor tantos pueden brindar testimonio.

Nosotros gestionamos el día a día del restaurante, atendimos a la gente, conducimos el equipo y cocinamos las comidas. Todas las recetas de la carta son nuestras.

Cualquiera que haya conocido el restaurant antes de nuestra llegada puede evaluar nuestro aporte. Cualquiera que lo haya visitado estos seis años sabe lo que hicimos.

Para no alimentar rumores, algunas aclaraciones. La persona que nos echó, Daniel Narezo, es el dueño y fundador del Perón Perón. Durante seis años se benefició de todo lo que hicimos allí.

El Perón no se rompe. ✌
lleva la firma de Gonza Alderete Pagés
‏@zooedipo
24 may.