La epilepsia es uno de los trastornos neurológicos crónicos más comunes

Publicado por

Se estima que afecta a 50 millones de personas a nivel mundial, 5 millones residen en América Latina y el Caribe pero alrededor del 60% no está diagnosticado o no tiene acceso a tratamientos apropiados

La epilepsia es una enfermedad crónica, caracterizada por la presencia de crisis convulsivas a repetición en ausencia de situaciones agudas que la provoquen. Las crisis epilépticas son todos aquellos eventos clínicos paroxósticos que reflejen la presencia de descargas anormales de neuronas ubicadas, en general, en la corteza cerebral. «La epilepsia es una enfermedad crónica que, con mucha frecuencia, se asocia a trastornos en la esfera de la psiquiatría. Depresión y psicosis van muchas veces de la mano de la enfermedad constituyendo las llamadas comorbilidades, en la cual coexisten dos enfermedades, la neurológica (epilepsia) con la psiquiátrica, dificultando su manejo y generando confusión en el ambiente médico y no médico, explica el Dr. Damián Consalvo » Jefe del área de Epilepsia de INEBA.

La prevalencia de esta enfermedad en el mundo se calcula que es del 7 por 1000, es decir unos 50 millones de personas. Según algunos estudios realizados en Latinoamérica, la prevalencia en estos países es un poco mas alta que en países desarrollados. Esta enfermedad puede manifestarse en cualquier edad de la vida, sin embargo la mayor parte de los pacientes inician su sintomatología en etapas tempranas o durante la tercera edad. La presentacion clinica es variable y depende de la zona de la corteza cerebral que esta comprometida en el ataque. La gran variedad de presentaciones clínicas de las crisis hace difícil en ocasiones determinar un correcto diagnóstico. Es por ello que un interrogatorio detallado de episodio, tanto del paciente como de los testigos del evento, con la ayuda de los examenes complementarios como el EEG y estudios por imagenes, son necesarios para definir el correcto diagnostico y determinar el tratamiento apropiado. En los últimos años se han producido numerosos avances en la comprension, diagnostico y tratamiento de esta enfermedad extremadamente compleja.