Elba Bairón expone una serie de esculturas en el MALBA en el marco del programa denominado Contemporáneo.

Publicado por

La artista plástica Elba Bairón expone una serie de esculturas en el MALBA en el marco del programa denominado Contemporáneo. Se trata de ocho esculturas a escala humana que crean, a partir de la misma técnica utilizada en su elaboración, una atmósfera onírica e irreal que subyuga al visitante.

Las figuras, especialmente creadas por la artista para este espacio, están realizadas en pasta de papel, las cuales se completan con pequeñas instalaciones arquitectónicas en yeso, que le agregan un entorno temporal y espacial a cada escultura.

La técnica elegida por Bairón es crear la figura en un molde y, luego de extraída, lijada con sumo cuidado y esmero hasta hacer desaparecer todo vestigio de la matriz que le dio forma. Para la misma artista es una manera de eliminar “toda huella de información innecesaria, dejando el suficiente enigma para que el espectador la complete”.

Mujeres que cargan un bebé, un gato o una tabla de lavar se yerguen en ese espacio del museo como espectros sin tiempo, pueden provenir de una barriada del conurbano bonaerense o del antiguo Egipto y sus formas meticulosamente redondeadas acrecientan su carácter fantasmagórico, como espectros ancestrales que vagan suspendidos entre ruinas antiguas imposibles de clasificar.

Las figuras no tienen título, ni aristas, ni color salvo el blanco de la pasta que le dio origen. Bairón dice que “el color no le aporta nada a mis obras, la luz sí es importante”.

Esta instalación es una continuación de la línea de creación más reciente de Elba Bairón, quien persigue en sus trabajos más actuales la poesía de las formas y cierta ambiguedad.

La artista ha ganado últimamente el Gran Premio Salón Nacional Nuevos Soportes e Instalación y el Premio Jorge Klemm a las artes visuales 2012.

Nacida en La Paz, Bolivia, en 1947, pero nacionalizada argentina, Elba Bairón estudió en la Escuela de Bellas Artes de Montevideo y pintura china en la Biblioteca Nacional de esa ciudad. En 1967 se radicó en Buenos Aires. Entre 1980 y 1986 estudió grabado y litografía. En 1984 y 1987 ganó el Premio del Salón Nacional de Grabado para extranjeros.

Realizó exposiciones individuales y colectivas en el Centro Cultural Rojas, el Centro Cultural Recoleta, el Centro Cultural Borges, el Museo de Arte de Tigre, el Museo de Arte Contemporáneo de Bahía Blanca, el Centro Cultural Parque España de Rosario y galerías de Argentina y Europa.