Declararon Ciudadano Ilustre al Padre Toto

Publicado por

El sacerdote Lorenzo de Vedia, que lleva adelante una importante tarea social en villas de emergencia trabajando en la recuperación de adictos, fue distinguido hoy en la Legislatura porteña.
Lorenzo de Vedia, conocido como el Padre Toto, recibió esta tarde en la Legislatura porteña el diploma que lo distingue como Ciudadano Ilustre, uno de los mayores reconocimientos que otorga la ciudad de Buenos Aires como premio a la trayectoria desarrollada en el campo de la cultura, la ciencia, la política, el deporte y la defensa de los derechos ciudadanos.

La diputada María Rosa Muiños, del Bloque Peronista, fue quien propuso la distinción para el sacerdote y en la apertura del acto resaltó sus valores y el trabajo que realiza en las villas. «Si el Estado estuviera presente en el cuidado de nuestros jóvenes hoy Toto estaría haciendo otra cosa», destacó la diputada.

El Padre Toto integra el equipo de sacerdotes para las villas de emergencia y conduce desde 2011 la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé que se encuentra en la villa 21-24, en el barrio de Barracas.

Luego de recibir el diploma, el sacerdote agradeció a las autoridades de la Legislatura por la distinción y a Dios «por permitirme ser ciudadano de Buenos Aires cuando muchos de los habitantes de esta ciudad no tienen reconocidos sus derechos».

También sostuvo que «mejor sería ser ciudadano popular, en el sentido de sentirse fiel al pueblo. Todos los días aprendo del pueblo». Toto recordó sus pasos por las parroquias de los barrios de Monserrat, Balvanera, Devoto, Monte Castro, entre otras, pero afirmó: «En la villa sellé mi amor definitivo al pueblo».

En materia de derechos humanos, se destaca por el trabajo en la recuperación de adictos en los asentamientos, la lucha por concientizar sobre la no criminalización del adicto, la no discriminación a la pobreza, la integración en reemplazo de la marginalidad y la superación de esas condiciones con salud, vivienda, educación y trabajo.

«Desde su vocación sacerdotal marcada por su opción de vida por los pobres, trabaja sobre los valores que identifica en la Villa a través de un trabajo comunitario positivo promoviendo la integración urbana y social de los vecinos al resto de la ciudad», destacan los fundamentos del proyecto que lo reconoce como Ciudadano Ilustre.

Además de este reconocimiento, el Padre Toto ya había sido homenajeado por la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires en el año 2015, cuando se lo declaró Personalidad Destacada en el ámbito de los Derechos Humanos.

La ceremonia se realizó en el salón Dorado del Palacio legislativo porteño, que completó su capacidad. Participaron los diputados Silvia Gottero (BP), Esteban Penayo, Eduardo Santamarina, Clodomiro Risau y Carolina Estebarena (PRO), Gustavo Vera (BC); la Auditora General de la Ciudad, Raquel Herrero; el intendente de San Antonio de Areco, Francisco Durañona; Veteranos de Malvinas; Movimiento de Trabajadores Excluidos y alumnos de la escuela de música de la parroquia Virgen de los Milagros de Caacupé, entre otros.