Bares Notables

Publicado por

Entre los más antiguos se encuentran el Tortoni y 36 Billares, en Avenida de Mayo; La Giralda y La Paz, en Corrientes; el Británico en el Parque Lezama; Las Violetas, en Medrano y Rivadavia; La Biela en Recoleta y La Academia, en Callao y Corrientes.



Algunos bares pasaron a formar parte —oficialmente— del patrimonio cultural de la Ciudad. Se consideran notables a aquellos bares, billares o confiterías relacionados con hechos o actividades culturales de significación; aquellos cuya antigüedad, diseño arquitectónico o relevancia local, le otorgan un valor propio.

El bar de los notables: Quinquela Martín, Juan de Dios Filiberto, Alfonsina Storni, Carlos Gardel, Federico García Lorca, Luigi Pirandello, Nalé Roxlo y Xul Solar fueron algunos de los asiduos concurrentes del Café Tortoni en Avenida de Mayo 825/29.

Bar Británico
Dirección: Brasil y Defensa
Este café tradicional se encuentra justo frente al Parque Lezama, en San Telmo. Se dice que en la década de 1920 funcionaba allí una pulpería llamada «La Cosechera» que luego habría mudado en café. El Británico fue refugio de pintores y artistas; en uno de sus reservados, Ernesto Sábato ideó su novela Sobre héroes y tumbas. Durante la Guerra de Malvinas, que enfrentó a la
Argentina con el Reino Unido en 1982, el bar pasó a llamarse Tánico. Estuvo
cerrado un tiempo, pero ha reabierto recientemente; los dueños ya no son los tres gallegos de siempre pero el espíritu se conserva.

Café Tortoni
Dirección: Av. de Mayo 825
Es el café más antiguo de la ciudad. Fue fundado en 1858, y se mudó a su
ubicación actual en 1880. Famoso por sus tertulias literarias y artísticas tanto como por su leche merengada, por él pasaron Federico García Lorca, Jorge Luis Borges, Benito Quinquela Martín, Alfonsina Storni, Raúl González Tuñón y hasta Carlos Gardel, entre muchísimos otros. La Academia Nacional del Tango funciona actualmente en su primer piso, y en su bodega se siguen realizando recitales y encuentros de poesía.

El Banderín
Dirección: Guardia Vieja 3601
En pleno barrio del Abasto, a tres cuadras del antiguo mercado de frutas,
convertido en shopping, este pequeño café de espíritu masculino es un templo de adoración al fútbol. Está empapelado con más de 400 banderines de equipos de todo el mundo y fotos de futbolistas. Lo que se ofrece es sencillo: café, buenos sándwiches y picadas, vermouth, cerveza y el mejor ambiente para ver
un partido de River Plate, el equipo de los amores del patrón.
10 Bares Imperdibles

El Federal
Perú y Carlos Calvo
El edificio fue construido en 1864 en el corazón de San Telmo. Primero fue
pulpería, luego almacén y despacho de bebidas, tal como recuerda la barra
de madera, de más de un siglo. Hoy sirve las mejores picadas del barrio.
Conserva su estilo italiano en los vitrales y las maderas curvas, y la
vieja caja registradora habla de su pasado. Los fines de semana suele
haber espectáculos musicales.

El Gato Negro
Dirección: Corrientes 1669
Durante muchos años, El Gato Negro fue la mejor casa de venta de especias de la ciudad. Fue fundado como tal en 1926, bajo el nombre de La Martinica, en un local contiguo; al año la empresa se mudó al local actual y fue rebautizado en honor a un menú del vagón comedor del Orient Express. Allí se venden más de 400 especias prácticamente inhallables. A fines del siglo XX se abrió el café y el salón comedor, en el primer piso. Los tés especiados y los cafés de todas partes del mundo son la especialidad de la casa.

La Biela
Dirección: Quintana 600
Es el café más grande y más antiguo de la Recoleta, el barrio más distinguidode Buenos Aires. Se encuenta casi enfrente de la entrada del cementerio. Su historia se remonta un siglo y medio, pero su nombre actual fue dado por un grupo de amantes de los automóviles que a principios del siglo XX fundieron la biela de su coche justo en esa esquina. Fue favorito de escritores como Jorge Luis Borges y Adolfo Bioy Casares. Hoy su centenar de mesas está siempre lleno, especialmente las de la vereda, amparadas por la sombra de un histórico ombú.

La Giralda
Dirección: Corrientes 1453
Más que un café, es un lechería. La especialidad de la casa es su famoso
chocolate con churros, pero también su ambiente bohemio e intelectual y su ambientación sencilla, intacta desde la década de 1970. Las estrechas mesas de mármol favorecen el diálogo, y han sido escenario de más de una discusión enardecida. Los sándwiches bajo grandes campanas de cristal, los ventanales sobre la avenida Corrientes y la notoria antipatía de los mozos también son marca registrada.

Las Violetas
Dirección: Rivadavia y Medrano
Esta confitería situada en el corazón de Almagro es el lugar ideal
para el ritual del té con masitas. Fue fundada originalmente en 1884, pero el actual edificio, una soberbia construcción con vidrios curvos, vitrales franceses y mármoles
italianos, data de 1920. Fue lugar de encuentro de artistas y escritores, entre ellos Roberto Arlt. Tras una restauración reciente, se muestra otra vez en su esplendor, al igual que su tradicional té.

Los 36 Billares
Dirección: Av. de Mayo 1265
Como su nombre lo indica, este es un tradicional café de billares que ocupa
orgullosamente su lugar desde 1894. El sitio es enorme: atraviesa toda la
manzana, desde Avenida de Mayo hasta Tacuarí, e incluye un subsuelo donde se refugian los deportistas. Las mesas de billar hoy son 19, y han
sido complementadas con algunas de pool y snooker. En la planta baja se realizan espectáculos musicales y clases de tango.

12 de Octubre
Dirección: Bulnes 331
Este es un bar despojado, para tomar ginebra, al estilo español. Lo fundó un asturiano, y hoy es su hijo, Roberto Pérez, quien está al frente. Los muebles, estanterías y la caja registradora son de época. El mínimo espacio del 12 de Octubre se colma en la trasnoche de los jueves, viernes y sábados, cuando llegan los cantores y guitarristas para desgranar un repertorio de tangos tradicionales entre las mesas. Los precios son populares especiales

Glosario

Americano:
Café en jarrito más liviano que el pequeño.

Cortado:
Café con un poquito de leche.

Lágrima:
Leche manchada con una gotita de café.

Paga Dios:
Irse del lugar sin pagar la cuenta. Está penado por la ley.

Picada:
Platitos con ingredientes variados. En general se sirven aceitunas, quesito,
salame, papitas fritas, maní. Se acompañan con cerveza o vermouth.

Submarino:
Leche chocolatada. Se sirve con leche bien caliente y una barra de chocolate.