Amado Boudou, un jugador de toda la cancha. Por Leo Anzalone.

Publicado por

Todos los gobiernos dejan herencia, para bien o para mal, el cristinismo no es la excepción. Cuando tuvo la oportunidad irrepetible de cambiar su mala imagen sacandole la protección al vicepresidente Amado Boudou, dejando que la Justicia actué, Cristina decidió cerrar filas, protegerlo y enviarlo como un rockstar a Tucumán para celebrar el día de la Independencia.

leo1El atino político de Cristina Kirchner parece haber desaparecido hace mucho tiempo y fue el caso Boudou el que terminó de sembrar de veneno el futuro del cristinismo. El sentido común de aquellos que no están dependiendo de alguna forma del gobierno nacional saben que Amado Boudou es lo peor que le pasó al proyecto que comenzó Néstor Kirchner y continuó Cristina.

Un gobierno que adolece de autismo político, que nunca se hizo eco de lo que la gente pidió y tuvo la oportunidad histórica de reivindicarse ante aquellos que creemos que este gobierno solo hace lo que a su cerrado séquito de funcionarios le conviene, dejando que Boudou acuda a la justicia como un ciudadano más, pero no, todo el aparato propagandístico y político del gobierno decidió, por orden de la presidenta, protegerlo.

De las muchas imágenes de este gobierno que van a trascender los tiempos, hay una que quedará marcada a fuego. El primer vicepresidente, que además quedó a cargo de la vicepresidencia, procesado en la historia de nuestro país. Pero fue en Tucumán, cuando recordábamos los 198 años de nuestra independencia, que Boudou, bancado por todo el oficialismo y sobre todo por los muchachos de La Cámpora, dio un discurso como si nada ocurriera, pretendiendo contar historias épicas, casi como un patriota de la liberación de nuestro pueblo.

Entonces podemos trazar un pararelismo entre el gobierno de Cristina Kirchner y el de Carlos Menem, porque el riojano, después de que se conocieran los hechos de corrupción más importantes de su gobierno, su nombre terminó siendo un mal augurio, algunos se tocan las partes intimas cuando lo escuchan, ¿no terminará Cristina de la misma manera?.

El espíritu mundialista no pudo, como pretendía Cristina y como pronostico Capitanich, cambiar la agenda política de la gente y el vicepresidente no pasó al olvido. Boudou es un jugador de toda la cancha, con una meteórica carrera política que en menos de cuatro años pasó de ser un simple a funcionario a ser galán y vicepresidente de la Nación y pretendió no solo manejar la política sino manejarnos la economia “haciéndonos” los billetes, como se dice en la tribuna, es un jugador de toda la cancha.

Tal vez la presidenta crea que los triunfos de Argentina tapan todo, en otro gesto de subestimación al pueblo, pero debería tomar conciencia de que no somos tontos y ojalá quienes vengan después tengan la decencia de mandar presos a quienes tengan que estar presos, ojala de una vez por todas tengamos dirigentes que estén a la altura de este pueblo, porque los argentinos nos merecemos más.

*Dirigente de Peronismo Para Todos – Universidad Para Todos

Twitter: @leoanzalone – @peronismoptodos

leonardoanzalone@peronismoparatodos.net

www.facebook.com/peronismo.paratodos

www.facebook.com/universidad.paratodos