Agüero y Paraguay: comerciante de origen chino resultó herido de gravedad al ser baleado por un sicario

Publicado por

Un comerciante de origen chino resultó herido de gravedad al ser baleado por un sicario que circulaba en moto en la puerta de un supermercado, en el barrio porteño de Palermo.

Según informaron fuentes policiales, el ataque de similares características a los hechos relacionados con la llamada «mafia china», se produjo este martes 15 de marzo por la noche, alrededor de las 21:00, cerca de la esquina de Agüero y Paraguay, en el barrio de Palermo.

Varios testigos, según indicaron las fuentes, afirmaron que la víctima, un hombre joven cuyos datos filiatorios no fueron difundidos, fue atacado sin mediar palabra por un desconocido que pasó por el lugar en una moto.

Tras ser herido de bala, el padre del comerciante trasladó de urgencia al herido a un hospital de la zona, donde quedó internado en la sala de terapia intensiva.

Los ataques contra comerciantes de origen asiático son vinculados a «mafias» que exigen importantes sumas de dinero a modo de «protección» en sus locales.

Uno de los últimos casos de extrema gravedad ocurrido en los últimos tiempos en la Ciudad de Buenos Aires es el de los dos ciudadanos chinos, un comerciante y su empleado, que fueron baleados el 16 de diciembre pasado de 2015 en la puerta de un bar del barrio porteño de Congreso.

Ese día por la tarde, un desconocido que no tenía rasgos orientales abrió fuego sobre los dos hombres que tomaban un café en la puerta del bar la Espiga, ubicado en avenida Entre Ríos y México.

Uno de los baleados murió en el acto, mientras que el otro agonizó hasta el día siguiente, y falleció mientras se encontraba internado en el hospital Ramos Mejía.

En el mes de febrero pasado, cinco presuntos integrantes de la «mafia china» fueron detenidos en el momento en el que se disponían a amenazar a un comerciante de origen asiático en el barrio porteño de Villa Crespo.

Al dueño del supermercado, los agresores le daban tres días para juntar 50 mil dólares o sino lo mataban.