Trabajadores de la aplicación Rappi protestaron frente a las oficinas de la firma

Publicado por

Es la primera medida de fuerza que se realiza en este sector en la Argentina. Le reclaman a la empresa de repartos un salario fijo e igual para todos. Las propias plataformas brindaron capacitación a más de 10.000 personas en Buenos Aires, desde que llegaron. Les aseguran condiciones laborales que luego les son modificadas, según la denuncia de los trabajadores. Uno de las características que define Rappi es la gama ancha de los productos y los servicios disponibles para la entrega — el co-fundador Sebastián Mejía dice «queremos ser una ‘tienda de todo'». La aplicación móvil permite a los consumidores pedir el mandado del supermercado, comida, y medicamentos de farmacias, pero también permite enviar dinero en efectivo a alguien, o que un corredor retire dinero de su cuenta bancaria de un cajero automático y entregárselo. Los corredores hasta pueden pasear los perros del cliente.

Rappi es una aplicación para pedir cualquier cosa: Comida de cualquier restaurante, el mercado del mes, snacks de la cigarrería, mensajería y hasta dinero en efectivo para evitar la ida al cajero! Pídele a Rappi cualquier cosa que necesites y la recibirás en minutos.

PIDE CUALQUIER COSA
Haz pedidos de cualquier tienda de la ciudad, inclusive si no tiene servicio de domicilio. Restaurantes, cigarrerías, supermercados, tiendas de ropa o electrónicos, y prácticamente cualquier cosa que necesites. ¡Nuestros RappiTenderos también hacen tus diligencias de banco, transportan paquetes y hasta pasean tu perro!

PROMOCIONES TODOS LOS DIAS
¡En Rappi puedes encontrar promociones asombrosas! Desde días en que toda la aplicación tiene un 40% de descuento, hasta 2×1 de las mejores hamburguesas, productos gratis y mucho más!

DOMICILIOS EN TIEMPOS RECORD
Recibe tus pedidos en 30 minutos. En Rappi corremos por ti y siempre nos esforzaremos por cumplir tus solicitudes en el menor tiempo posible.

Trabajadores y trabajadoras de la aplicación Rappi protestaron frente a las oficinas de la firma por lo que señalaron como los permanentes cambios en las condiciones de trabajo que les impone. Durante una concentración que realizaron en la calle Castillo al 1200, en el barrio de Palermo, reclamaron además por un salario fijo, algo que se les niega.

«Pedaleamos más y ganamos menos»; apuntaron según lo publicado por la agencia especializada en temas laborales La Cartera de Trabajo.

Una de las claves de las quejas de los trabajadores es que la firma impuso un cambio en las condiciones laborales que se centra en pagarles más a los que recién ingresan al sistema y reducir los pagos a los que están hace más tiempo.

Para calmar la protesta, la empresa recibió a algunos representantes elegidos informalmente por los trabajadores que reclamaban, pero al mismo tiempo aplicaron una suba en los pagos de la jornada de ayer, con el fin de desarmar las quejas y dividir a los empleados.

“Con la nueva actualización los chicos nuevos tienen mucho trabajo, y los que estamos hace mucho tiempo nos salen los pedidos de 3 o 4 kilómetros. Estoy en Palermo y me llega un pedido para ir a Caballito. Sé que son más de cincuenta cuadras porque me lo marca la aplicación. ¿Voy pedaleando hasta allá por $35? Si no tomo el viaje me llaman para presionarme. Luego me bajan el ranking y no me llegan más pedidos” manifestó uno de los mensajeros.

En las capacitaciones, la empresa se compromete a determinadas condiciones de prestación, que luego son modificadas: “Cuando fui a la capacitación, te ponían un mapita que decía que el viaje no era de más de 1.5 kilómetros. Ahora los pedidos salen de 3 kilómetros. Y a veces te aparecen viajes que dicen 0.0 km y abrís y ves que es de 4 km, y lo tenés que tomar o quedarte bloqueado” relató otro de los trabajadores afectados a la protesta.

Durante la huelga, Rappi aumentó los pagos a repartidores de $35 a $60 por viaje para ahogar la protesta. Las tarifas y pagos son variables y las fija unilateralmente la empresa. “Por el motivo de la huelga subieron el porcentaje de envío a cincuenta pesos pero esta tarde nos empezaron a mandar, mensajes que el envío iba a estar a sesenta pesos, están pagando mejor porque se enteraron que nosotros íbamos a hacer esto” manifestó otro rappitendero.

¿Cómo se ejerce el control sobre los repartidores? Si no aceptan un pedido porque están descansando o no desean tomarlo les bajan el puntaje, el cual depende de la tasa de pedidos tomados y de la calificación de los clientes. Además cuando rechazan pedidos les pueden bloquear la aplicación durante una hora.

En todo este marco de explotación laboral, cuando la firma se enteró de la protesta que estaban comenzando sus empleados, los criticaron por lo que describieron como «hacer sindicalismo».