Nuevo protocolo laboral del Banco Nación para erradicar la violencia por razones de género.

Compartí las noticias de Palermo

El protocolo, con acciones específicas y medidas proactivas de prevención, adopta las indicaciones promovidas por el gobierno y que obliga a los organismos oficiales a reflejar estas iniciativas en sus normativas, informó la entidad.

El Banco de la Nación Argentina puso en práctica un nuevo protocolo de actuación laboral para erradicar la violencia por razones de género, orientación sexual y/o identidades de género.

El protocolo, con acciones específicas y medidas proactivas de prevención, adopta las indicaciones promovidas por el gobierno y que obliga a los organismos oficiales a reflejar estas iniciativas en sus normativas, informó la entidad.

La iniciativa busca “detectar y erradicar todo acto violento ejercido contra mujeres y personas LGBTIQ+ (lesbiana, gay, bisexual, transgénero, transexual, travesti, intersexual y queer),, cuando se utilizan descalificaciones o se ejercen maltratos basados en su condición de género”.

En este sentido, Cecilia Fernández Brugna, integrante del Directorio del BNA, consideró que “el protocolo da cuenta de un compromiso muy fuerte a erradicar la violencia de género y todo tipo de violencia en el ámbito laboral”.

Para Fernández Brugna, “esta violencia toma la forma también de comentarios, ‘chistes’, decisiones, prejuicios, gestos, acciones, situaciones, frecuentemente muy arraigados; no queremos naturalizarlos ni que ningún trabajador o trabajadora los sufra en el Banco».

El nuevo Protocolo, que actualiza el que estaba vigente desde 2018, tiene como fundamentos el diseño, ejecución y evaluación en materia de prevención y erradicación de las violencias de género y la adopción de nuevos mecanismos para el tratamiento de las denuncias que se reciban, reemplazando el tradicional abordaje administrativo.

Con el fin de crear un ambiente laboral libre de discriminación, hostigamiento y violencia, los nuevos mecanismos para el tratamiento de las denuncias que se reciban sobre segregaciones sufridas con razón o base en el género, orientación sexual y/o identidad de género, tienen como respaldo una consideración profesional y especializada.

A partir de ahora se impulsará la información, formación y capacitación en todo el territorio nacional de las políticas públicas destinadas a igualdad y diversidad con el objetivo de impulsar la autonomía de las mujeres y las personas LGBTIQ+.

«El cambio cultural es condición necesaria de la igualdad que debe generarse en nuestra sociedad y lo promoveremos observando la detección temprana de situaciones de violencia, para brindar capacitaciones obligatorias a través de personal idóneo y actualizado permanentemente en la temática, partiendo siempre de brindar un espacio seguro de respeto y confidencialidad que evite la revictimización de la persona afectada y el resguardo de su voluntad”, señalaron las autoridades del banco.