La taba: «Esta vez cambió la taba y cuando cambia es por mucho tiempo», Boca, River y Pergolini.

Compartí las noticias de Palermo

El vicepresidente primero de Boca Juniors se refirió así tras el triunfo que el equipo le arrebató a River en la última fecha de la Superliga.




Un exultante Mario Pergolini, vicepresidente primero de Boca Juniors, pronosticó anoche que con la obtención de la Superliga que Boca le arrebató a River en la última fecha «cambió la taba y cuando cambia es por mucho tiempo».

«Así que ojo con los que de viene de ahora en más», se ilusionó el empresario de medios en un mensaje cargado de optimismo para los hinchas «xeneizes», que celebraron de manera muy especial la conquista en desmedro del equipo de Marcelo Gallardo.

Con esta consagración, Boca cortó la estadística de frustraciones recientes ante River del «Muñeco» Gallardo, que le ganó las finales de la Supercopa Argentina y la Copa Libertadores 2018 y también lo eliminó en las semifinales de la Libertadores del año pasado en la mismísima Bombonera.

«Me gustaría ser más racional, pero estoy muy feliz por cómo se nos dio, vinimos a tratar de ganar y lo logramos. Ahora festejamos con nuestra gente. Este campeonato también es de (Gustavo) Alfaro, los puntos se hacen de a uno y eso se hizo con los jugadores del año pasado y con los de ahora», reconoció acerca del campeonato número 34 en la historia del club.

La Taba

El juego de las tabas es uno de los clásicos juegos de azar consistentes en el lanzamiento de unos huesos (o tabas) a modo de dados.

Una taba es un hueso que se encuentra en el tarso cuyo nombre científico es astrágalo. Desde la antigüedad se utilizan las tabas de algunos animales, particularmente las de las patas traseras del cordero (de unos 3 × 2 cm), para la práctica de diferentes juegos, varios infantiles pero otros son juegos de azar.

Todos se basan en el lanzamiento de la taba a modo de dado al suelo o sobre una mesa, con la particularidad de que, a diferencia del dado, las distintas caras de la taba tiene formas diferentes y por lo tanto distinta probabilidad de salir. En algunos de esos juegos se realizaban apuestas (a veces grandes cantidades de dinero) a qué cara de la taba podía quedar a la vista (hacia arriba).

​ El juego más simple consiste en lanzar la taba, ganando una o cuatro unidades apostadas si quedan las partes salientes del hueso hacia arriba, o perdiendo otras tantas si quedan las partes hundidas en la cara superior.

El juego de la taba fue introducido por los españoles en toda América y es muy popular en zonas rurales y ganaderas.

Algunas veces, las tabas eran modificadas puliendo algunas de sus caras y añadiendo una chapa para dejar la cara más lisa y plana. Durante el siglo XX en algunas regiones o países el juego era tan popular y era tal la demanda de estos huesos que pasaron a fabricarse en plástico, resina o metal.