La línea 134 recibió en medio día más de 1100 denuncias de presuntas violaciones de aislamiento.

Spread the love

Más de 1100 denuncias a la línea 134 sobre posibles violaciones al aislamiento por el coronavirus se recibieron hoy en apenas 12 horas en todo el país, lo que derivó en 20 intervenciones de las fuerzas de seguridad que integran el Comando Unificado, que pusieron a disposición de la Justicia a los responsables.

El secretario de Seguridad, Eduardo Villalba, informó a Télam que apenas en medio día se recibieron 1134 denuncias a la línea 134, una cifra que se suma a los más de 2500 llamados recibidos ayer, cuando dicho servicio comenzó a funcionar específicamente en tareas de prevención sanitaria.

Villalba explicó que durante la mañana de hoy se incrementó un 28 por ciento la cantidad de llamadas recibidas en esa línea respecto al mismo lapso de ayer, y afirmó que de las 1134 denuncias, 73 fueron derivadas a la Mesa de dicho Comando ante la «posibilidad de incumplimiento» de la denominada «cuarentena».

Y desde la Mesa se remitieron luego 20 a las fuerzas federales «para ir a verificar la situación» al lugar denunciado y, llegado el caso, «dar curso a la acción de la Justicia».

Villalba explicó más temprano en declaraciones radiales que «en la mayoría de esos casos se dejó una consigna» de alguna de las fuerzas de seguridad, incluso efectivos de las propias provincias en las que se produjo cada caso.

«La Mesa sigue con el análisis de las denuncias al 134 y como así también de todas las demás medidas que estamos llevando a cabo en las fronteras, los hoteles, los aeropuertos y la vía pública con la recomendación de mantener la distancia social», remarcó a Télam el secretario nacional.

En este Comando Unificado trabajan en forma conjunta los efectivos de Gendarmería Nacional, Prefectura Naval, Policía de Seguridad Aeroportuaria y Policía Federal; las dos primeras fuerzas más abocadas a los pasos fronterizos.

En tanto, en distintos puntos del país continuaron en las últimas horas las intervenciones de las fuerzas de seguridad y la justicia ante los incumplimientos del protocolo sanitario.

Sólo en la ciudad santafesina de Rosario fueron detenidas 11 personas, mientras que en el barrio porteño de Colegiales ocurrió lo mismo con un ciudadano italiano que hacía una semana había regresado de su país natal y los vecinos denunciaron haberlo visto salir de su departamento al menos dos veces, por lo que Migraciones labró un acta y se puso en contacto con el consulado para expulsarlo de Argentina mañana mismo.

Paralelamente, Policía de la Ciudad colocó una consigna policial en la puerta del edificio, situado en Ciudad de la Paz al 500.

Un caso similar ocurrió en Necochea, donde un hombre de nacionalidad danesa identificado como Finn Lauge Thomassen (63) fue aprehendido y quedó con custodia policial por violar la cuarentena luego de que semanas atrás viajó a su país natal para visitar familiares y regresó a Argentina el 12 de marzo último.

Este danés reside en el edificio «Gran Mar», sin embargo, sus vecinos alertaron ayer a la Policía que se paseaba por las calles, por lo que rápidamente se inició el protocolo y las cámaras de seguridad del inmueble corroboraron la denuncia.

En San Juan, la Policía de la provincia detuvo esta mañana a dos turistas europeos, un inglés y un estadounidense, que llegaron de visita y además de no cumplir con el aislamiento dijeron al personal de Migraciones que estaban el país desde diciembre último cuando, en realidad, arribaron hace dos días.

En Neuquén, un vecino de la localidad de Las Ovejas fue detenido anoche por incumplir la cuarentena tras haber regresado el 11 de marzo pasado de un viaje a Chile.

Y en Río Negro, el Gobierno provincial multó con 150.000 pesos e inició acciones legales contra un vecino de Viedma que incumplió con el aislamiento luego de haber regresado del exterior del país.

«Llevamos adelante un operativo con la policía y los agentes de salud y obligamos a hacer la cuarentena a este profesional que se resistió», indicó la gobernadora rionegrina Arabela Carreras.