La Confitería del Molino espera. Por Claudia Ainchil

Publicado por

Entrevista al Subdirector de Prensa de la Biblioteca del Congreso de la Nación, Fabián Stecco.

El Congreso nacional y su majestuoso edificio. Enfrente la plaza Dos Congresos y una confitería famosa no solo por los políticos e intelectuales que compartieron charlas de café sino por lo lindo que era entrar en un lugar tan bonito. Encontrarse con sus mármoles, mosaicos, cerámicas en donde trajinaba un incienso a historia.
El 9 de julio de 1916 se inauguró el lugar donde su propietario, Cayetano Brenna atendía a los legisladores con levita.

En 1992 el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires lo incorporó al Catálogo de Edificios de Valor Patrimonial,Área de Protección Histórica, ordenanza 45.572.

Hoy, cuando se observa la fachada, pareciera que un impetuoso desdén fue arrebatando en estos últimos años la gloria de sus muros. Y me pregunto si seguirá deteriorándose a la vista de todos.

Persianas verdes cerradas herméticamente por donde no pasa ni una fracción de luz. Esculturas sobre el mármol de la entrada. Rejas con un fondo de chapa negro. Telas también negras, desgarradas por las inclemencias climáticas vuelan bajo el nombre del lugar.

La Confitería del Molino, de estilo art nouveau, situada en Callao y Rivadavia, el 23 de febrero de 1997 cerró sus puertas. Ese Monumento Histórico Nacional declarado por el Poder Ejecutivo en 1997, fue bloqueado, convirtiéndose en un edificio en vías de extinción. Gris, maltrecho, oscuro.

Un hilo resquebrajado a punto de romper su conexión definitiva con el cotidiano ir y venir del mundo. Da pena ver la edificación en ese estado, indefensa y solitaria, jugando con instantes lejanos que quedaron en cada orilla, y a la vez siendo etérea imagen de portazos que no son escuchados. Su interior cohíbe la plenitud del tiempo que ya no es y lo transforma en el silencio de lo no habitado.

Desde que fue inaugurada hasta el momento de su cierre constituyó la cuna del encuentro de grandes personajes de la historia argentina. La marquesina, los artefactos de vitraux, la torre mirador y las aspas del molino.

Obtuvo en el Senado media sanción el 29 de Noviembre del 2012 y pasó a la Cámara de Diputados de la Nación. Allí fue girado a las Comisiones de Asuntos Constitucionales, Legislación General, Cultura y Presupuesto y Hacienda. Aun no fue tratado por dichas Comisiones.

El Subdirector de Prensa de la Biblioteca del Congreso de la Nación, Fabián Stecco, nos contó que hubo un proyecto de Jorge Coscia, en el que proponía expropiar el edificio, hacer un centro cultural y crear una Comisión Bicameral.

«Ese proyecto lo tomamos algunos compañeros como referencia y armamos uno en donde se hiciera cargo del edificio la Biblioteca..

Esa porción del imperial ruso y un cortado en jarrito atraviesan estas lineas, se incrustan.