Estacionamiento medido en la Ciudad.

Publicado por

Antes de cobrar multas la Ciudad debería tener una señalización más clara, ya que hoy, es muy confusa en materia de estacionamiento prohibido y permitido.

El 1 de diciembre está agendado el debate de la iniciativa de ley que crea el Sistema de Estacionamiento Medido Innovador (SEMI), una aplicación para teléfonos móviles que permitirá reservar lugares de aparcamiento de vehículos y abonar las tarifas correspondientes en forma electrónica y que admitirá pagos con tarjetas de débito y de crédito.

El proyecto del PRO que busca avanzar con el estacionamiento medido en el 45% de la Ciudad no cuenta aún con los apoyos necesarios. En el marco de la reunión de las comisiones de Tránsito y Transporte y de Presupuesto, los legisladores del Frente para la Victoria, Coalición Cívica, Suma+ y Confianza Pública indicaron que no votarán el proyecto, por lo cual se puso en duda su tratamiento para el 1° de diciembre. El macrismo necesita 31 votos para su sanción. El plan oficial apunta a reemplazar los viejos parquímetros por terminales multipropósito, que se podrán abonar con la SUBE y con tarjetas de crédito y débito a través del celular.

La norma propuesta divide a la Ciudad en cinco zonas y amplía de 4.000 a 87.000 las plazas por las cuales se deberá pagar para dejar el auto, con lo cual se incrementarán también la cantidad de barrios a los que llegará el sistema de estacionamiento medido.

También establece varias tarifas: el costo de la que se aplicará en zonas comerciales, llamada progresiva, aumentará a medida que sumen las horas de estacionamiento, mientras que en los sectores de menor densidad de circulación de gente regirá la sencilla.

Y se contemplará la gratuidad dentro del sistema tarifado para los vecinos residentes, de modo que si dejan el vehículo en las calles en las que se comenzará a cobrar quedarán exceptuados del pago, por un solo auto.

Según el texto, “el pago de las tarifas de estacionamiento medido será únicamente a través de medios electrónicos, como tarjetas sin contacto, de crédito y débito o mediante aplicaciones instaladas en teléfonos celulares o dispositivos móviles o a través de Internet”.

El dueño del vehículo deberá ir hasta una de las 2.000 terminales multipropósito para ingresar el número de la patente, su ubicación y pagar la tarifa correspondiente.

Así quedará habilitado para el estacionamiento, sin la necesidad de obtener el ticket que antes debía dejarse dentro del auto, ya que no se expenderán más.