El 10: Diego Armando Maradona criticó la respuesta de Argentina que, a su criterio, es tardía.

Spread the love

Diego Armando Maradona, la recordada estrella del fútbol, lanzó una publicación en su cuenta de Instagram para enviar un mensaje de apoyo a los italianos por el difícil momento sanitario que atraviesan en medio de la pandemia del coronavirus, pero también criticó la respuesta de Argentina que, a su criterio, es tardía.

Ver esta publicación en Instagram

Ho vissuto a Napoli 7 anni. Lì vive parte della mia famiglia, molta gente che mi vuole bene e a cui io voglio bene. L’Italia è parte della mia vita e perciò voglio mandare il mio messaggio di sostegno in questo momento difficile. In Italia tutti hanno capito quanto sia importante rimanere a casa. Spero che in Argentina tutti risponderemo in tempo. Alcuni fanno ironia, ma la verità è che sabato scorso qui in Argentina nessuno parlava di pandemia. Tutti ci siamo salutati con un bacio e tutti gli stadi erano pieni. È vero quel detto secondo cui «non c’è peggior sordo di chi non vuol sentire». Spero che tutti riusciremo a superare questo momento nel miglior modo possibile. Sia lì, che qui. È difficile educare un Paese in 15 minuti, ma possiamo riuscirci con l’educazione, l’obbedienza e il rispetto. Buona fortuna a tutti! #AndràTuttoBene #DistantiMaUniti #ioRestoaCasa – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – – Yo viví 7 años en Nápoles. Ahí tengo familia, mucha gente a la que quiero y que me quiere. Italia es parte de mi vida, y quiero mandarles un mensaje de apoyo en este momento difícil. Allí todos tomaron consciencia de que deben quedarse en sus casas. Yo espero que en Argentina reaccionemos a tiempo. Algunos se burlan, pero la verdad es que el Sábado pasado acá nadie hablaba de pandemia, TODOS nos saludamos con un beso y los estadios estaban repletos. Pero bueno, cada uno compra lo que quiere que le vendan. Yo espero que todos podamos salir adelante de la mejor manera. Allá y acá. Es difícil educar a un país en 15 minutos, y esto se resuelve con educación, con obediencia y con respeto. Mucha suerte a todos!!!

Una publicación compartida de Diego Maradona (@maradona) el

El actual director técnico de Gimnasia y Esgrima de La Plata, equipo argentino de la Provincia de Buenos Aires, jugó varios años en el Nápoli, y es recordado con mucho cariño por los amantes de ese deporte en Nápoles (Italia): «Ahí tengo familia, mucha gente a la que quiero y que me quiere. Italia es parte de mi vida y quiero mandarles un mensaje de apoyo en este momento difícil», expresó el ‘diez’.

Al respecto, Maradona sostuvo que «allí todos tomaron consciencia de que deben quedarse en sus casas». Sin embargo, el argentino consideró que su país natal debería hacer más esfuerzos para evitar que el brote siga creciendo: «Espero que en Argentina reaccionemos a tiempo», manifestó el ganador del Mundial de México en 1986.

«Es difícil educar a un país en 15 minutos»
«Algunos se burlan, pero la verdad es que el sábado pasado acá nadie hablaba de pandemia, todos nos saludamos con un beso y los estadios estaban repletos», criticó Diego. También soltó una típica frase ‘maradoniana’: «Bueno, cada uno compra lo que quiere que le vendan».

En ese tono, el mejor futbolista de la historia argentina opinó que «es difícil educar a un país en 15 minutos». Sobre ello, señaló que «esto se resuelve con educación, obediencia y respeto». Para concluir, deseó que la enfermedad pueda ser superada: «Espero que todos podamos salir adelante de la mejor manera. Allá y acá. ¡Mucha suerte a todos!».

Por su parte, el Gobierno argentino emitió un Decreto de Necesidad y Urgencia (DNU) este jueves para tomar medidas excepcionales frente al brote. Entre las disposiciones principales, también se suspendió la asistencia del público en los eventos deportivos masivos.

Argentina confirmó el jueves 10 nuevos casos de coronavirus, con los que ya suman 30 infectados en total. De ese grupo, tres fueron contagiados por «contacto estrecho» con personas ya enfermas, que habían regresado de viajes al exterior. Se trata de los primeros casos «no importados», aunque no son autóctonos. Todos pertenecían al círculo íntimo de los pacientes.