Descontrol en la costa: En medio de la pandemia «los Chetos» se van de vacaciones.

Spread the love

Con el fin de evitar la propagación del coronavirus los intendentes de Mar del Plata, Pinamar y Villa Gesell invitaron hoy a días de comenzar un fin de semana largo que los turistas eviten visitar esas ciudades balnearias ya que «no son vacaciones y entre todos debemos cuidarnos para que no aumente el numero de infectados», coincidieron.



El intendente de Villa Gesell, Gustavo Barrera, firmó hoy un decreto en el cual se establece que desde este martes hasta el 31 de marzo, los locales gastronómicos, establecimientos hoteleros, bares, discos, salones de fiestas, gimnasios y cualquier lugar que generen conglomeración de personas, deberán permanecer cerrados.

Asimismo, el decreto dispone que los restaurantes, heladerías, rotiserías, cervecerías, pizzerías y demás establecimientos gastronómicos, podrán trabajar ofreciendo el servicio de delibery, siempre respetando las normas de bioseguridad del personal y de los potenciales clientes.

El decreto busca cuidar a los geselinos y que los turistas tomen conciencia del coronavirus, por lo que invita no visitar el distrito bonaerense de Gesell porque no será un fin de semana normal ya que todo permanecerá cerrado.

Por último, el decreto establece que los supermercados del distrito podrán mantener sus puertas abiertas evitando la conglomeración de potenciales clientes, limitando el ingreso masivo de personas, mantener distancia en la fila e higienizar cada hora, las manijas de carros, barandas y proporcionando al empleado de todas las medidas higiénicas.

Por su parte, en consonancia el intendente del distrito de Pinamar, Martin Yeza, lanzó a través de su perfil en la red social Twitter un pedido a los turistas que no visiten la localidad costera porque «no son vacaciones» y porque estará «todo cerrado».

«Todos los días seguimos controlando cada vez más. No son vacaciones, el país esta en cuarentena», indicó.

En este sentido, Yeza citó el tuit del presidente Alberto Fernández en el que señalaba la propuesta del gobierno para que los padres se queden trabajando desde sus casas, mientras acompañan a sus hijos.

Por último, el intendente del partido de General Pueyrredón, Guillermo Montenegro, para evitar la propagación del coronavirus en la ciudad, pidió hoy en conferencia de prensa que los turistas que tenían planificado venir a la ciudad por el fin de semana largo «no vengan».

«La responsabilidad de todos los argentinos es que no haya circulación de gente. La no circulación evita la circulación del virus. Entonces, la responsabilidad como marplatense es pedirles a los argentinos que nos estaban eligiendo que no vengan», señaló el titular del Poder Ejecutivo local.

Asimismo, anticipó que el Ejecutivo se encuentra trabajando «en algunos decretos para limitar la cantidad de lugares abiertos en nuestra ciudad».

«En caso de que alguno decida venir, se van a encontrar con una ciudad que sus restaurantes no van a estar funcionando como deben funcionar. Ya les recomendamos a los bares que cierren, mientras que lugares de esparcimiento nocturnos ya están cerrados», indicó.

«El que venga se va a encontrar una Mar del Plata que no está en condiciones de recibir porque la idea es no recibir a nadie, sino trabajar muy fuerte en todo lo que tiene que ver con el cuidado de los marplatenses», remarcó.