Cuarto día de la exposición Rural de Palermo

Publicado por

El cuarto día de la exposición rural de Palermo 2017 volvió a ofrecer un clima primavera que le dio el marco festivo necesario para colmar las tribunas de la muestra palermitana, al tiempo que buena parte de las calles internas se llenaron de sones de los guitarreros llegados desde el interior, como chacareras, chamamés, gatos y escondidos.

Un clima muy de bullicio, chacotero y jovial se vivió durante buena parte de la tarde frente al estand de Santiago del Estero, donde grupos de música obligaron al baile a más de una pareja, que sin buscarlo se sumaron a las chacareras al son de guitarras y un bombo legüero, que fue completada por los vozarrones de los hombres venidos desde el interior a la Capital.

Allí en plena calles de la Rural, hasta cuatro parejas, danzaron con estilo a ritmo de 6 por 8 atestiguando con rondas y vueltas cómo se baila la chacarera santiagueña en plena Buenos Aires.

En otro lugar de la muestra, los hermanos Petersen dejaron en claro sus dotes gastronómicas, con la presentación pública de un menú compuesto por lomitos de guanaco, hamburguesas de carne premium de Angus y mollejas con papas galet, cebolla y queso pecorino.

«El secreto de la cocción de las mollejas está en dividirlo en tres etapas: doce horas con agua a sal, media hora con leche y laurel, luego enfriar, para luego disponer su preparación», explicó Roberto Petersen que, junto a su hermano, hace quince años que conduce el Restaurante El Central, en Palermo.

Allí las mollejas fueron pintadas con salsa de aceto, manzana y especias, mientras los fuegos ardían durante la tarde en la plaza próxima a la salida de la calle Juncal, donde se entregaron números para que el público en general degustara las bondades de la especialidad de los chefs palermitanos. En la pista auxiliar, las firmas consignatarias avanzaron hoy con el remate de 116 vaquillonas preñadas Pollet Hereford, la variante sin cuerdo de esta raza inglesa, con un valor máximo pagado en la Rural de 39 mil pesos, al tiempo que el promedio de los montos pagados ascendió a unos 23 mil pesos.

Con esperanza, en la Rural se aguarda para el lunes próximo el arribo de una docena de vacas y toros lecheros de la raza Holando, que en plena crisis de la lechería, son un símbolo de las necesidades y atención que amerita esta actividad en provincias como Santa Fe, Córdoba y Buenos Aires.

Según pudo conocerse, la provisión de los animales procede de los tambos de La Elisa y también de Teodoro Mulder, que también sumarán a este rodeo otros de la raza Jersey, también productoras de leche.

Entre los estand, se distinguió el local del Gobierno bonaerense y también el del Banco Provincia, que obtuvieron el premio al «Mejor estand» de la muestra, ya que destacan sus 200 metros cuadrados, puestos de atención al público y una gran plaza central con actividades para los visitantes.