Cristina Kirchner va a mendigar al Brics dolares y Amado «procesado» Boudou será el Presidente de la República Argentina.

Spread the love

Aurelius Capital Management, uno de los principales acreedores «holdouts» que quieren acordar con Argentina pagos de deuda tras el incumplimiento de pago del país en el 2002, advirtió que el Gobierno enfrentaría una nueva crisis el 30 de julio si no se involucraba en negociaciones reales.
Funcionarios argentinos y representantes de los fondos buitre se reunieron por separado el viernes con un mediador judicial, Daniel Pollack, pero salieron de su oficina tras cinco horas de discusiones sin una resolución o una nueva conversación programada.
Ambas partes han endurecido su retórica para explicar que están dispuestas a negociar pero que la otra parte no muestra disposición a hacerlo.
“Si no hay un acuerdo, la próxima crisis de deuda soberana de Argentina comenzará el 30 de julio. Aún hay tiempo para evitar ese resultado, pero sólo si el Gobierno argentino inicia conversaciones serias con nosotros inmediatamente”, dijo Aurelius en un comunicado según publica hoy la agencia de noticias Reuters.
La firma dijo que junto con otros acreedores no reestructurados ofreció reunirse con el Gobierno en cualquier momento y en cualquier lugar, pero que su propuesta ha sido rechazada.
“Los funcionarios argentinos se rehusan a reunirse con nosotros o incluso a negociar con nosotros indirectamente. Lamentablemente, este enfoque juega con los medios de vida y el futuro del pueblo argentino”, agregó.
La jefa de Estado tiene previsto partir desde Río Gallegos hacia capital de Brasil, donde el miércoles se desarrollará el encuentro que comenzará con el saludo de bienvenida protocolar por parte del la presidenta anfitriona, Dilma Rousseff.

Tras la recepción los mandatarios se tomarán la foto oficial y luego pasarán a una reunión plenaria y posterior almuerzo en el Palacio de Itamaraty, la cancillería brasilera.

El encuentro entre los mandatarios de los países que conforman el Brics con los líderes de los países que integran Unasur será el primer contacto político formal entre ambos bloques.

Respecto a la participación de la Presidenta, el jefe de Gabinete Jorge Capitanich adelentó el lunes en Casa de Gobierno que la mandantaria expondrá la posición argentina sobre la deuda y los fondos buitre.

«Para profundizar el diálogo, establecer temas de agenda y para fijar la posición que tiene la Argentina en materia de deuda y su lucha permanente ante los foros internacionales respecto del tema de los fondos buitre», resumió Capitanich.

Algunos de los mandatarios de los países que integran Brics, como el ruso Vladimir Putin, ya se encuentran en Brasil para participar de una cumbre de ese bloque, mientras que la mayoría de los líderes de Unasur y Celac comenzarán a llegar el martes por la noche.

El encuentro se realizará luego de la sexta cumbre del Brics que comenzó este lunes en Fortaleza (al norte de Brasil) con la reunión entre ministros de Economía y presidentes de los Bancos Centrales de los países que conforman ese bloque y culminará este martes con un encuentro cerrado de jefes de Estado en el que pondrán el eje de la discusión en el desarrollo con inclusión social.

Durante el encuentro de los Brics en Frotaleza se terminarán de cerrar los acuerdos para la creación de un Banco de Desarrollo y un fondo de contingencia, que tendrán reservas por unos 200.000 millones de dólares.

El Banco de Desarrollo estará destinado a financiar proyectos de infraestructura y de sustentabilidad, no solo en los BRICS sino también en países en desarrollo.

El encuentro previsto para el miércoles entre los jefes de Estado de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) y los líderes del Brics podría convertirse en el escenario de presentación de esos nuevos organismos.

Se espera además que los mandatarios de ambos bloques se refieran a la situación actual del sistema financiero internacional.