Un joven de 26 años murió cuando realizaba una intensa clase de CrossFit

Publicado por

Un joven de 26 años murió tras sufrir una descompensación cardíaca cuando realizaba una intensa clase de CrossFit en un gimnasio del barrio porteño de La Recoleta.

El joven fallecido fue identificado como Manuel López Pujato quien este lunes a la noche participaba de su clase en el centro deportivo Bigg CrossFit, ubicado en la calle Ayacucho al 1200.

Imprevistamente, en medio de la clase esta técnica de entrenamiento de alto rendimiento que cada vez más popular en Buenos Aires, el muchacho cayó al piso desmayado al piso, por lo que las personas presentes en el lugar llamaron a un servicio de urgencia.

Rápidamente, López Pujato fue trasladado al Hospital Fernández, de esta capital, donde se supo que había sido víctima de un paro cardíaco.

A pesar de los esfuerzos de los médicos por reanimarlo, el joven deportista murió como consecuencia del ataque cardíaco sufrido.

Desde su página de la red social Facebook, el gimnasio Bigg Crossfit Recoleta, dejó un mensaje que mencionaba que el lugar permanecerá cerrado durante toda la jornada como consecuencia de lo sucedido.

Allegados allegados al establecimiento deportivo precisaron en declaraciones a una radio porteña que el joven murió durante los minutos de calentamiento previos a una clase.

Según comentaron, era un cliente habitual desde hacía seis meses, que hacía ejercicio dos veces por semana y había presentado oportunamente el certifificado médico requerido.

El muchacho, oriundo de Santa Fe, era hijo de un médico, siempre estuvo vinculado al deporte y a la actividad física, en su ciudad natal formó parte del Club de Rugby Ateneo Inmaculada (CRAI).

El CrossFit se trata de una técnica creada en 2001 para entrenar a las fuerzas militares y a la policía en Estados Unidos que se sustenta en un entrenamiento intenso sin pausa de descanso.

El sistema llegó a la Argentina hace tres años y a mediados del año pasado ya había en el país veinte boxes de CrossFit, que son que grandes galpones con una gran planta libre totalmente acondicionados.
En la actualidad, ya hay 57 centros de entrenamiento, casi el triple de lo que existía hace sólo diez
meses.