Comenzó el #18F. «Nosotros ó ellos» se hace carne y Cristina Fernández divide el país.

Publicado por

Cristina Fernández divide el país. Evidentemente la viuda no es una estadista, es simplemente una fanática enviciada de poder, por el poder mismo, se olvidó de la República y la historia, terminará destruyendo su sueño de coleccionar lingotes de oro en la bóveda de su marido muerto. La historia Argentina la destruirá.

Hoy se espera una bisagra en la historia Argentina. El Kirchnerato, se desmorona y divide la Argentina. El mandato de los esposos Kirchner comenzó el 25 de mayo de 2003 cuando Néstor, fundador de la fórmula, asumía la presidencia de Argentina, y terminará, o hará una pausa, cuando su viuda, Cristina Fernández, se ausente de la Casa Rosada. Hasta hace poco parecía verosímil la estrategia de la señora presidenta de amueblar el fin del reinado para que su sucesor fuera peronista, aunque no necesariamente de su preferencia, y así mantener las posibilidades de un segundo episodio dinástico como sería su regreso en 2019. La constitución no permite tres presidencias consecutivas. Arroyo Salgado menciona en la presentación ante el juzgado que una “de las tantas consecuencias negativas” de la inusitada mediatización de medidas de prueba y avances de la investigación, es que “inhibe y condiciona a los testigos con posibilidades de realizar voluntariamente aportes para el esclarecimiento del hecho; respecto de los que, se entiende, alberguen temor en hacerlo frente a la consabida difusión que de inmediato se dará a sus dichos”.

Nisman había acusado al gobierno de Cristina Fernández de complicidad con Irán para proteger a los presuntos autores del atentado a la mutual judía AMIA en julio de 1994, que provocó 85 muertos.
La «marcha del silencio» ha sido convocada por cinco fiscales que dijeron sentirse «amenazados» en el ejercicio de sus funciones y a la convocatoria se ha sumado todo el arco opositor, excepto los partidos de izquierda y centro izquierda.
Los organizadores estimaron alrededor de 300 mil asistentes y confirmaron que la familia de Nisman, su ex mujer Sandra Arroyo Salgado, sus hijas y su madre, participarán de la concentración que comenzará a las 18 (21 GMT) en el Congreso Nacional y avanzará hasta la histórica Casa de Gobierno.
La marcha del #F18 se realiza a un mes de la aparición del cadáver de Alberto Nisman en su lujoso departamento de Puerto Madero -el barrio más caro de Buenos Aires- una causa caratulada como «muerte dudosa».
Al margen de la demanda por el esclarecimiento de la muerte de Nisman, el #F18 se ha constituido en las redes sociales en una convocatoria contra el gobierno de Cristina Fernández a la que comprometieron su asistencia los principales candidatos presidenciales opositores.

INVESTIGACION EN PUNTO MUERTO
Lo peor probablemente sería que nunca se supiera qué pasó en el apartamento de Alberto Nisman: ¿suicidio?; ¿asesinato perpetrado por agentes iraníes?; ¿cometido por quienes querían quitarle un problema a la última representante del Kirchnerato? Pero siempre la demolición de una presidencia.

MIEDO A LA MARCHA
LOS ANTIDEMOCRATICOS TIENEN MIEDO DE PERDER PRIVILEGIOS Y EMPLEOS

«¿Es concebible que en nuestro sistema republicano, con el debido respeto a la división de poderes, la Corte se mantenga en silencio frente a esta convocatoria desestabilizadora, impulsada por jueces y fiscales?», se preguntaron los intelectuales K.

«Señores jueces de la Corte Suprema de Justicia es su deber, su responsabilidad histórica, frenar esta autonomización de uno de los poderes de la República, esta evidente partidización política de los magistrados del Poder Judicial que pone en riesgo la vida institucional de un régimen democrático», indicó un comunicado de la entidad.

Remarcaron que «es urgente que, como supremos jueces, hagan escuchar una palabra que sostenga la institucionalidad, que no es otra que la preservación de las garantías constitucionales para las autoridades legítimamente elegidas, desautorizando a este Partido Judicial en gestación, que parece cumplir hoy el rol desestabilizador que en otros tiempos cumplieron las Fuerzas Armadas».

«Con el pretexto de defender las instituciones, desafían al Poder Ejecutivo con el llamado a la marcha del 18 de febrero donde funcionarios del Ministerio Público Fiscal y magistrados exigen Justicia, en términos abstractos, universales, como si no fuera ésa su propia área de incumbencia como funcionarios», señalaron. Dijeron que los convocantes actúan con «descaro» y operan como un partido político opositor.