La Justicia rechazó el pedido del endoscopista Diego Ariel Bialolenkier

La Justicia rechazó el pedido del endoscopista Diego Ariel Bialolenkier, procesado por la muerte de Débora Pérez Volpin, para que se le aplique una “probation” con el fin de evitar ser sometido a un juicio oral, según indicó el abogado de la familia de la periodista y legisladora porteña.

El letrado Diego Pirota confirmó que tal cual había pedido desde la querella, en sintonía con el caso, los jueces del caso consideraron que el procedimiento “probation” “no corresponde para este tipo de situaciones”, por lo que ayer denegaron el pedido.

Pirota, en declaraciones al canal TN, advirtió que de haberse admitido la “probation” Bialolenkier, no solamente hubiera evitado el juicio oral, sino que después de cumplir tareas comunitarias por dos años podría haber retornado a su profesión.

“La Ley dice que este procedimiento es para otras situaciones, el sistema busca que un delito leve se pueda resolver con un mecanismo alternativo, pero nunca para un caso de esta naturaleza”, explicó Pirota.

El mes pasado, la causa por la muerte de la periodista fue elevada a juicio oral por el juez Carlos Bruniard con Bialolenkier y la anestesista Nélida Inés Puente como acusados del delito de “homicidio culposo en grado de coautores”.

La muerte de Pérez Volpin, de 50 años, ocurrió durante un estudio de rutina el pasado 6 de febrero en el Sanatorio La Trinidad de Palermo.