Instalaron un banco rojo en memoria de Ángeles Rawson

Se fijó en la Plaza Jacarandá donde ella jugaba de niña. Es un símbolo internacional para denunciar la violencia machista.

En el quinto aniversario de la muerte de Ángeles Rawson, sus padres instalaron este domingo un banco rojo en la Plaza Jacarandá, ubicada en avenida Santa Fe 5091 (Palermo, Comuna 14). Es un símbolo internacional para denunciar la violencia machista.

El banco lleva esta leyenda escrita en letras blancas: “En memoria de todas las mujeres asesinadas por quienes decían amarlas, y de quienes fueron asesinadas por el hecho de ser mujer”.

La ministra de Desarrollo Humano y Hábitat de la Ciudad, Guadalupe Tagliaferri, dijo: “Agradecemos a la familia de Ángeles y a todas las personas que colaboraron con esta iniciativa para seguir condenando y denunciando la violencia machista”.

El 10 de junio de 2013 la Legislatura de la Ciudad de Buenos Aires fijó una placa en recuerdo de Ángeles que dice: “Una joven vecina del barrio que solía jugar en este lugar, y cuya vida fue truncada por un femicidio cometido tras un abuso sexual”.

Por el crimen, fue condenado a prisión perpetua el portero Jorge Mangeri. El Tribunal Oral en lo Criminal Nº 9 en 2015 se estableció que interceptó a Ángeles en el hall de su edificio, en Ravignani 2360, y la desvió de su camino; la llevó a algún lugar de acceso reservado y abusó sexualmente de ella. Después, la mató y tiró su cuerpo a la basura.

En Italia se instalaron los primeros bancos rojos para luchar y concientizar sobre la violencia machista. El primer banco en la Ciudad Buenos Aires fue colocado en el Hospital Álvarez. La trabajadora social Elisa Mottini, miembro del Comité contra la Violencia de ese hospital, trajo la propuesta.

Se homenajeó a Wanda Taddei, prendida fuego por su pareja, el exbaterista de Callejeros, Eduardo Vásquez.