Sortija: En Palermo hay 6 calesitas de las clásicas

No se puede pensar que las Calesitas sea un tema menor. Sus antiguos orígenes, aunque fragmentados, se encuentran en tramos de la historia universal. Establecer desde cuando existen las calesitas es un poco incierto. Al parecer son de origen turco y fueron introducidas en Europa por las Cruzadas. A través de grabados, pinturas, escritos y poemas se han encontrado diversos testimonios de su existencia desde varios siglos atrás. Comenzó siendo un divertimento de la nobleza y de los adultos. Con los años se hizo tan popular que todo el pueblo que había participado de observador, ahora podía girar a través de las calesitas. La palabra deriva del italiano garossela y del español carossela que significa pequeña guerra. Tuvo diferentes formas de movimiento que se fueron perfeccionando con los adelantos técnicos. A través de los caballitos de madera, el hombre entró en contacto con esta magia que aún perdura. A partir del siglo XIX y aún antes existieron calesitas en el Buenos Aires del ayer. Empezaron a ubicarse en algún hueco o esquina y hubo un momento que no faltaron en ninguna plaza.

En Palermo hay 6 calesitas de las clásicas, hay una sexta en el paseo Alcorta, en el Patio de juegos del 3 piso, en Sacoa que es un asco y no tiene nada que ver con el espiritu de las calesitas.

1 Calesita del Jardín Zoológico ubicada en Avenida del Libertador, Avenida General Sarmiento, Avenida General Las Heras y calle República de India Zoológico de Buenos Aires Palermo Año de inicio en la ubicación actual en 1943.

2 Calesita del Parque Tres de Febrero Avenida del Libertador y calle La Pampa Parque Tres de Febrero Palermo Año de inicio en la ubicación actual en 1960

3 Calesita de la Plaza Campaña del Desierto Calles Malabia, Armenia, Nicaragua y Costa Rica Plaza Campaña del Desierto Palermo Año de inicio en la ubicación actual en 2004

4 Calesita de la Plaza Unión Latinoamericana Calles Francisco Acuña de Figueroa, Medrano, El Salvador y Costa Rica Plaza Unión Latinoamericana Palermo Año de inicio en la ubicación actual en 1979

5 La Calesita de Pedrito en el Parque Las Heras en Juncal y Coronel Diaz

6 La calesita de Plaza Bolivia Av. del Libertador y Olleros.

La palabra Carrusel tiene sus orígenes en el idioma italiano Garosello, y en español Carosela que significa “Primera batalla”.

Así se llamaba un ejercicio de entrenamiento para combate que practicaban los turcos y los árabes allá por el año 1100, y que reforzaba la preparación de los jinetes para la batalla al atacar con espadas de madera a muñecos que representaban al enemigo.

Consistía en caballos de madera suspendidos de vigas que eran soportadas por una columna central. El entranamiento de los jinetes se centraba en apuntar con lanzas, tratando de ensartar anillos ubicados alrededor del carrusel (sortija).

La idea es llevada a los reyes y señores de Europa por los cruzados y se construyeron y mantuvieron en secreto dentro de los castillos para entrenar dichos jinetes. Con el paso de los años se instalan pequeños carruseles en jardines privados de la realeza, con un objetivo muy diferente: el entretenimiento!.

Es así que se construye un Carrusel más grande, y se lo coloca en una plaza de París, Francia, para invitar al público a la diversión. A partir de ese momento fueron fabricándose más y más en distintas partes de toda Europa.
Las primeras calesitas no tenían plataforma, sino que se colgaban directamente los muñecos de postes o cadenas, los cuales se inclinaban hacia afuera al girar, simulando volar, y eran movidas por animales que caminaban en círrculo, o personas que tiraban de una cuerda o manubrio.

A mediados del siglo XIX se desarrolló la Calesita de plataforma, para reducir el riesgo de los niños, y se empezaron a construir con propulsión a vapor. Durante la Revolución Industrial se instalaron los caballos que suben y bajan. Pronto aparecieron los motores eléctricos y las luces…y así las Calesitas adoptaron su caracterísitco estilo.

Todos los años, el 4 de noviembre se celebra el día del Calesitero en honor a “Don Luis”, quien tenía una calesita del año 1920.

Después de dar vueltas en diversos puntos de la ciudad, continuó funcionando desde el año 1963 en el patio de su propia casa, en la esquina de Ramón Falcón y Miralla del barrio de Villa Luro.

Calesita de la Plaza Campaña del Desierto

La calesita pasó de Turquía a Europa a comienzos del siglo XVII, conocida con el nombre de sarianguik, consistía en un gran plato de madera con caballos de igual material que giraban sobre su eje. Enseguida se transformó en favorita de la realeza y de los niños. Las calesitas fueron uno de los elementos de mayor atracción en las kermesses populares de los siglos XVIII y XIX. En Francia se la conocía como carrousell o manège, en Italia como giostra, en Gran Bretaña como merry – ground y en España como tío – vivo. Aquí, “La calesita”, es también un tango, con letra de Cátulo Castillo y música de Mariano Mores.