Adiós a Débora Pérez Volpin

Concluyó el velatorio de quien fuera diputada y exitosa periodista y presentadora de televisión.
Entre muestras de profundo dolor mutado en silencio sólo interrumpido por llantos y espontáneos aplausos, el féretro que contuvo los restos mortales de la diputada Débora Pérez Volpin (SUMA+) traspuso minutos antes de las 14 horas la Puerta de Honor del Palacio Legislativo para iniciar el sepelio que concluyó en el cementerio de La Chacarita.

Una notoria cantidad de personas concurrió a la sede parlamentaria desde la mañana de ayer en que comenzó el velatorio en el Salón de los Pasos Perdidos también denominado “Presidente Juan Domingo Perón”. Allí entre las 10:55 y la noche de la víspera así como hoy desde las 10, a pesar de la lluvia que caía sobre la ciudad de Buenos Aires, se manifestó la congoja por el sorpresivo deceso ocurrido el martes pasado.

Además, se expresó el desconcierto, cierta indignación y honda tristeza de familiares, amigos, colegas del periodismo y la política. Anoche asistieron el jefe de Gobierno, Horacio Rodríguez Larreta; el presidente y vicepresidente primero del cuerpo legislativo Diego Santilli y Francisco Quintana, entre otros diputados y diputadas.

Este viernes desde temprano se fue formando una larga hilera de personas a la espera de que se abrieran las puertas sin importar el agua que caía. Hasta el cielo parecía llorar la despedida.

Poco después de las 13 se cerró la capilla ardiente para dar lugar a una ceremonia íntima. Luego, Enrique Sacco – periodista deportivo actual pareja de la legisladora – expresó al público y medios de prensa que aguardaban sobre la vereda de la avenida Diagonal Sur, la gratitud de la familia por el “respetuoso silencio” y el acompañamiento.

Un sostenido aplauso, a las 13:45, asistió la salida de los familiares y el ataúd. El cortejo, tras un homenaje frente a las instalaciones del canal de televisión privado en el que Débora desarrolló hasta hace poco tiempo atrás su exitosa carrera como periodista y presentadora, concluyó finalmente en el Panteón Centro Asturiano del cementerio de La Chacarita.

El lugar del Adiós simbolizó su último gran sueño: trabajar desde la política por una sociedad mejor. Precisamente la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires fue donde Débora Pérez Volpin comenzó el pasado mes de diciembre una labor que a simple vista resultó efímera pero, sin embargo, porta un mensaje que mantendrá vigente su presencia.