Apple llega a Palermo a través de tiendas OneClick

El revendedor autorizado, OneClick, ofrecerá todos los productos y accesorios de la marca de la manzana.
Esta semana uno de los revendedores autorizados de Apple a nivel mundial llega a Argentina con tres tiendas que van a ofrecer todos los productos y accesorios de la marca de la manzanita, incluido el iPhone.

La empresa OneClick abre un local en Rosario, en el shopping Alto Rosario, y dos en Buenos Aires, uno en el shopping DOT y la otra en Palermo Soho.

“Existen tres clases de tiendas de Apple, los Apple Store, que sólo hay tres América latina (dos en Brasil y una en México); las Apple Premium Reseller (APR), que son las que vamos a abrir en la Argentina, que son iguales a las que se pueden encontrar en Nueva York o Miami, y los locales AAR, que simplemente son más chicas”, explica el director de las 3 tiendas, Juan Pablo Montoya.

Además, desde la empresa explicaron que “el Gobierno bajó los aranceles para las computadoras”, algo que permitirá que los precios de venta estén “relativamente cerca de lo que se paga en Chile”. Sin embargo, aclararon que “el problema son los impuestos, que encarecen mucho el producto”.

La primera apertura será en el shopping Alto Rosario, la segunda será en el DOT y la tercera, el jueves, en Palermo Soho. La proyección es llegar a 40 locales en 2019, que demandarán unos US$ 32 millones.Además de la venta de todos los productos y accesorios de Apple (MacBook Pro, iMac, iPhone, iPad, AirPods, etc.), OneClick ofrecerá servicio técnico autorizado y clases particulares para optimizar el uso de los dispositivos de la marca.

Según OneClick, estas clases se ajustarán a las necesidades de cada usuario, que podrá ir con una lista de consultas y dudas o armar un temario consensuado con el profesor.

Desde la empresa aseguraron además que lo que favoreció la apertura fue que “el Gobierno bajó los aranceles para las computadoras”, algo que permitirá que los precios de venta estén “relativamente cerca de lo que se paga en Chile”. Sin embargo, aclararon que “el problema son los impuestos, que encarecen mucho el producto”.