Policía de la Ciudad se enfrentó a un trapito

Un efectivo de la Policía de la Ciudad se enfrentó a un trapito y le exigió que desistiera de cobrarle a los automovilistas para estacionar en el lugar. “Acá nadie va a cobrar un mango. Ésta es mi zona”, dijo el uniformado en el barrio de Palermo.

Ofuscado por la situación y ante la negativa del cuidacoches, el efectivo insistió: “Vos no me vas a decir lo que tengo que hacer. Acá no trabaja más nadie, no van a cobrar un mango más”.

El policía le reiteró que era él quien estaba a cargo de la cuadra y reiteró: “Acá hay libre estacionamiento, no hay estacionamiento medido y ustedes no pueden estar acá. No me importa si están hace 20 años”. “Grabame si querés, te doy mis datos, hacé la denuncia”, finalizó.