Ecoparque: un proyecto futurista

De acá a 2023. Uno de los puntos centrales es que 12 de sus 18 hectáreas serán de acceso gratuito. Esto incluirá una conexión central para peatones y ciclistas que unirá avenida Sarmiento con la calle República de la India. Los animales que queden, estarán en un área de acceso controlado, donde sí habrá que pagar entrada.

Eco Parque  

Parque en Buenos Aires, Argentina
Dirección: Sarmiento 2601, C1045ABC CABA
Horario: Hoy abierto · 10–16
Puede cambiar durante los feriados
https://www.facebook.com/ecoparqueba/
Teléfono: 011 4011-9900

El antiguo Zoo de Buenos Aires está siendo transformado en un Ecoparque interactivo, educativo y ambiental del siglo XXI. Visitalo en familia y sé parte de un proceso de transformación que apunta a mejorar la calidad de vida a los animales.

El nuevo Ecoparque impulsa visitas conscientes para preservar a los habitantes del ex zoológico y fomentar una nueva relación de respeto y cuidado con ellos. Por eso, abre menos días a la semana, limita el número de entradas diarias a 2000 y prohíbe que los visitantes alimenten a los animales.

Antiguo Zoo de Buenos Aires
El Zoo de Buenos Aires se inauguró en el año 1888 y funcionó hasta 2016. Aunque hoy está en proceso de transformarse en un Ecoparque, aún se destaca su arquitectura de estilo victoriano. Declarados Monumentos Históricos Nacionales, sus pabellones reflejaban la arquitectura clásica de cada uno de los países de origen de las especies que lo habitaban. De esta forma, cada recinto que se edificó fue diseñado con distintos estilos arquitectónicos (chino, hindú, morisco y grecorromano). Además, el Zoo albergaba numerosas obras de arte entre las que se encontraba una figura femenina esculpida por la escultora argentina Lola Mora.

Lo que vendrá
“Los valores que pusimos como requisitos a quienes trabajaron en esto fue que, primero, que sea un espacio donde se dé un mensaje de cuidado de la naturaleza y de los animales. También que sea sustentable y que se respeten los tiempos del traslado de los animales, que va a llevar lo que tenga que llevar”, subrayó el jefe de Gobierno de la Ciudad, Horacio Rodríguez Larreta. Por lo pronto, el jueves firmaron un acta de entendimiento con un santuario de Mato Grosso para derivar a la elefanta Mara.

La transformación se hará en etapas, desde las puntas hacia el centro del predio. La primera de acá a 2019, consiste en liberar unas 3,5 hectáreas en los extremos, sobre Las Heras y sobre Libertador, para comenzar a hacer el área libre. Las obras empezarán en dos meses. Entre 2019 y 2023 levantarán el Faro de la Biodiversidad y construirán la conexión central. Y de a poco, se avanzará con el armado de las ecorregiones. Para este año se invertirán $ 130 millones en la operación del parque y la derivación de animales, más $ 125 millones en obras de infraestructura. Y en los próximos diez años se derivarán US$ 6 millones por año al proyecto.

El plan incluye restaurar los 48 edificios del patrimonio histórico. También ampliar los sectores verdes de 10,9 a 13,5 hectáreas, para lo cual se eliminarán dos hectáreas de senderos de concreto. El área de acceso libre abarcará casi el 70% del predio e incluirá la conexión central, que será el corazón del predio. Allí emplazarán el Faro de la Biodiversidad, un espiral con forma de genoma humano al que se podrá subir para hacer un recorrido por la evolución de la vida en la Tierra.

En el sector de acceso controlado estarán los animales rescatados del tráfico, los que formen parte de los proyectos de conservación y los que no puedan ser derivados. Va a tener cuatro ecorregiones con animales autóctonos que puedan convivir, con un sistema de pasarelas para los visitantes. “No habrá jaulas, los límites van a ser naturales, como arboledas. El dinero de la entrada se va a dirigir a los programas de conservación”, explicó Andy Freire, el ministro de Modernización porteño.

Mientras, en el área libre habrá una zona de investigación y educación, con un centro de rescate animal, un hospital veterinario, una biblioteca, una sala de conferencias y aulas. También se hará una zona de arte y cultura, con el actual Teatro Sarmiento, una galería de arte contemporáneo, talleres para niños y un museo de ciencias naturales. Otra zona estará dedicada a la recreación y el consumo sustentables y tendrá una huerta orgánica y juegos interactivos.