Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori.

Es una de las construcciones originales del Parque, inagurado en 1918 como Tambo Modelo y que posteriormente funcionó como confitería. En 1982 las Arquitectos Urgell-Fazio y Hampton, Hernaez como arquitectos asociados ejecutaron un proyecto de refuncionalización y ampliación jerarquizando el edificio original de 1918. Buscando la integración con el entorno para su diseño se adoptó la tipología del antiguo invernadero, con terrazas adyacentes y una glorieta contigua delimitada por una baranda de entramados de madera y pérgola de jazmines. Se agregó así un elemento nuevo, tipo jardín de invierno, realizado en perfilería de hierro sin alterar el volumen del edificio original y buscando a través de la transparencia una visión del lago del Rosedal.

Actualmente funciona el Museo Sívori, cuya ampliación realiza la Municipalidad de la Ciudad de Buenos Aires en 1995.
esta última ampliación, dado el cambio de uso, fue mayor ya que se agregaron salas y depósitos para las obras del museo, de todas formas se ha respetado el carácter original del edificio ya que las partes agregadas tienen un claro lenguaje contemporáneo. Los muros fueron realizados con bloques de cemento, dando un acabado lo suficientemente neutro de manera que no compite esta nueva arquitectura con la preexistente, es destacable la ubicación de las carpinterías de vidrios fijos a tope que reiteran la presencia del exterior con sus frondosos árboles en toda la planta baja. La construcción metálica de 1982 pasó a ser el hall del nuevo museo y la terraza exterior se ha convertido en un ámbito de exposición de esculturas.

El edificio primitivo donde funcionan salas de exposición en planta baja y las oficinas del museo en el primer piso, mantiene sus características originales.

Sívori
Dirección Av. Infanta Isabel 555

El Museo de Artes Plásticas Eduardo Sívori es un museo de arte argentino de la Ciudad de Buenos Aires. Posee un patrimonio de cuatro mil piezas de arte argentino de los siglos XX y XXI que exhibe en exposiciones temporarias junto a la de artistas contemporáneos que no siempre integran su colección. Su nombre fue puesto en honor a Eduardo Sívori, uno de los más importantes artistas argentinos. Se encuentra ubicado en el Parque Tres de Febrero, en la Ciudad de Buenos Aires.

Historia
Fue inaugurado oficialmente en 1938 para promover el arte argentino como Museo Municipal de Bellas Artes, Artes Aplicadas y Anexo de Artes Comparadas, hasta que en 1946 adquirió su nombre actual. Su patrimonio está conformado por las obras del Salón de Pintura, Escultura y Grabado que se realizaba en ese entonces y por las compras y donaciones. Durante 1976 y 1977 fue fusionado con el Museo de Arte Moderno de Buenos Aires, y se lo llamó Museo Municipal de Artes Visuales hasta que a finales de 1977 recuperó la autonomía.

Su primer sede estuvo en las dependencias del Concejo Deliberante, luego fue mudando por diferentes sedes provisorias hasta que en 1995, durante la Intendencia de Jorge Dominguez y la Secretaría de Cultura de Eduardo García Caffi se instaló en lugar que ocupa actualmente: un edificio fue en un principio el tambo de la quinta del gobernador de la provincia de Buenos Aires Juan Manuel de Rosas, y que luego de la construcción del Parque Tres de Febrero fue convertido en la confitería El Hostal del Ciervo.

El Sívori
“El Sívori da cuenta de una larga franja de nuestra historia, de los orígenes de las colecciones de arte en Argentina, de las vanguardias históricas, de los advenimientos democráticos pos dictatoriales, de las políticas de investigación y difusión del arte nacional y de aquellas que formaron redes de contactos internacionales”, resumió Teresa Riccardi, directora del Museo.

Para celebrar, el jueves 1° de noviembre habrá un cóctel, una cena y un remate. El anticipo de la vuelta de la clásicas subastas del Sívori -prevista para abril de 2019-, luego de dos años sin organizarlas. Ofrecerán el óleo Circle II (1974) de Carmelo Arden Quin, con base en US$30.000; Nísperos (2014), de Carlos Alonso y Guillermo Roux, desde US$10.000, y Paisaje (2013), de Eduardo Stupía, a partir de US$6.500. “Recordemos que en 1999 el Sívori fue también el primer museo en realizar remates, convocatorias que reúnen más de cien piezas de artistas consagrados y nuevos talentos”, señaló la presidenta de la Asociación Amigos del Museo, Irma Muslera.