Puente Pacífico, Santa Fe y Juan B. Justo

El Puente Pacífico es un puente ferroviario de Ciudad de Buenos Aires, emplazado en la intersección de las avenidas Santa Fe y Juan B. Justo, dentro del barrio de Palermo. Por sus vías cruza el Ferrocarril General San Martín.

Se trata de una zona residencial densamente poblada, además de un importante nodo de transporte. Por allí pasan numerosas líneas de colectivos, comienza el Metrobus Juan B. Justo, pasa la línea D de subterráneo y se detiene el Ferrocarril San Martín en la estación elevada Palermo, ubicada inmediatamente después del puente ferroviario.

Fue construido por el Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico, de ahí su nombre, como parte de la extensión del servicio ferroviario hasta Retiro. Debido a que ya por entonces esa zona, aledaña a los Bosques de Palermo y el hipódromo, era altamente transitada, la empresa decidió construir el trazado en altura para evitar los cruces a nivel. Como resultado de esto se construyeron varios puentes y paseos bajo las vías como el Paseo de la Infanta. El Puente Pacífico forma parte de esa obra, sin ser el puente más grande del recorrido, pero sí el más significativo por su ubicación.

El puente le da nombre a esta zona del barrio de Palermo constituyéndola como un sub-barrio.

Esta subzona abarca a lo largo de la Avenida Santa Fe desde Plaza Italia, el cruce con la Avenida Juan B. Justo y ciertas partes de la Avenida Luis María Campos.

A causa de la limitada capacidad que tuvo durante años el entubamiento del Arroyo Maldonado que corre bajo la Avenida Juan B. Justo, esta zona era propensa a inundarse en días de tormentas y caída fuerte de precipitaciones.

El 17 de marzo de 1888 se habilitó la extensión desde Mercedes hasta Buenos Aires, construyéndose la terminal en la intersección de las actuales avenidas Santa Fe y Juan B. Justo, es decir, el ramal nacía allí, y no en Retiro como lo hace ahora.

Para 1901 se acordó la concesión que permitía la construcción del tramo Palermo-Retiro, y en 1909 se consolida la Estación Palermo,como es la actual. Años más tarde se finaliza el terraplén y el viaducto que conducía a la nueva terminal: la estación Retiro, cuyas instalaciones fueron libradas al público el 7 de julio de 1912. Esta cabecera fue inaugurada con carácter de provisoria aunque continuó siendo la misma hasta nuestros días.

En 1908 el Ferrocarril Buenos Aires al Pacífico adquirió para oficinas parte de un edificio en la Calle Florida, en el centro de Buenos Aires. Como resultado, el lugar se denominó popularmente Edificio Pacífico, posteriormente remodelado y convertido en 1990 en el conocido centro comercial Galerías Pacífico.

Años más tarde se finaliza el terraplén y el viaducto que conducía a la nueva terminal: la estación Retiro, cuyas instalaciones fueron libradas al público el 7 de julio de 1912. Esta cabecera fue inaugurada con carácter de provisoria aunque continuó siendo la misma hasta nuestros días. Es decir, la “vieja” y supuesta provisoria Estación Retiro del San Martín se conserva igual a como fue concebida, y jamás se hicieron las obras de modernización o definitivas.

En 1948, con la nacionalización de los ferrocarriles, pasó a llamarse General San Martín, que es el mismo nombre que hoy lo hace conocido. Desde ese entonces un sin fin de modificaciones se han hecho. Para bien o para mal. En los años 90 hubo clausuras de ramales y desde el 2000 en adelante un intento de restablecer algunos de ellos. Pero sin duda, el “San Martín” que nace Retiro y surca Palermo pasando por la transitada Avenida Santa Fe.

La nueva obra
Proyecto e Inspección de estructuras ferroviarias: Ampliación del puente ferroviario Pacífico. Se ejecutaron dos nuevos tramos metálicos de puentes, un nuevo sistema de columnas y nuevo estribo de sostenimiento de terraplén con el fin de ampliar la capacidad vial de la Avenida Santa Fe

La Estación Palermo
Palermo es una importante estación ferroviaria del barrio homónimo de la Ciudad de Buenos Aires. Forma parte del servicio suburbano prestado por la Línea San Martín, que conecta a la ciudad con la zona norte del oeste del Gran Buenos Aires.

Esta estación es la anterior la terminal y se encuentra en una zona altamente transitada por varios motivos. En primer lugar es un importante nodo de transporte, en donde se encuentran varias líneas de colectivos y la estación Palermo de la línea D de subterráneos.

Pero además se trata de una zona con gran movimiento propio a nivel recreativo, cultural y residencial por las características del barrio. El Parque 3 de Febrero, la Plaza Italia, el Zoológico, el Jardín Japonés y el predio de La Rural (donde suele desarrollarse la Feria del Libro) se encuentran a pocos metros de la estación, al igual que Plaza Serrano. Las torres residenciales abundan en todo el barrio.

En la entrada a la estación se encuentra una boca de acceso a la estación Palermo de la línea D de subterráneos. A pocos metros se encuentra también la estación Pacífico del sistema Metrobús. Se deben tener en cuenta además las varias paradas convencionales de líneas de colectivos en las inmediaciones de la estación.

Adicionalmente a menos de 9 cuadras se encuentra la estación Ministro Carranza de la Línea Mitre, a la cual se puede llegar en subterráneo.

LA NOVEDAD
Según estimaciones, 120.000 pasajeros se verán beneficiados diariamente con esta nueva obra, ya que se mejorará la calidad en la espera, se agilizará la movilidad intermodal entre los diferentes transportes públicos y se reordenará el tránsito sobre la avenida Santa Fe.

Las obras se extenderán a lo largo de 1,1 kilómetros de la avenida Santa Fe, entre las calles Carranza y Thames. Así, los usuarios podrán combinar la segunda etapa del Metrobús Cabildo (está en obra) con el corredor de Juan B. Justo, la línea D de subte y los ferrocarriles San Martín y Mitre.

Se trata de una zona clave desde lo comercial, donde además de locales y bancos se encuentran espacios de esparcimiento y mucha convocatoria, como La Rural, el Zoológico de Buenos Aires, Plaza Italia y el Jardín Botánico.

El proyecto propone intervenir 1100 metros de esa avenida, entre las calles Carranza y Thames. Se trata de una de las arterias de mayor circulación de Buenos Aires; sólo en ese tramo circulan 22 líneas de colectivos.

El proyecto prevé crear cuatro carriles centrales -dos en cada sentido- exclusivos para colectivos, mientras que seis vías se destinarán para el resto del tránsito, tres en cada sentido. Asimismo, se contempló la disposición de dársenas para facilitar el trabajo de camiones de caudales y para la carga y la descarga de mercaderías.

Sobre los carriles centrales serán dispuestos 12 paradores, con asientos para amenizar la espera, cestos para residuos e iluminación nocturna. Contarán con nuevas rampas de acceso para personas con movilidad reducida.

La traza empalmará con la segunda etapa del Metrobus del Norte, al otro lado del viaducto Carranza.

Como se dijo, el proyecto busca generar espacios de acceso y espera de transporte público más seguros y confortables. Además, pasajeros de colectivos, subte y tren podrán conectar más fácilmente las diferentes modalidades, ahorrando tiempo.

La obra modificará sustancialmente una de las zonas más transitadas de la ciudad. Allí funcionan comercios, bares, restaurantes, bancos y locales bailables, además de hitos urbanos como La Rural y el Jardín Botánico.