Plaza Alemania un clásico para caminar y disfrutar.

Uno de los aspectos más significativos de esta enigmatica plaza es el monumento fuente “Riqueza Agropecuaria Argentina”, obsequiado por la colectividad alemana en 1910, en los festejos del Centenario. Fue creada por el escultor Adolfo Bredow, y elaborada con lava de Roma (piedra blanda), mármol de Carrara y bronce. El monumento tiene una extensión longitudinal de más de 25 metros, y posee enormes figuras que representan la agricultura, la ganadería, y la impronta cultural de Alemania en la Argentina.

La Plaza Alemania se halla en el barrio de Palermo, en Buenos Aires, Argentina. En ella se encuentra el monumento-fuente “Riqueza Agropecuaria Argentina” que la colectividad alemana obsequió al pueblo argentino con motivo de la celebración del primer Centenario de la Revolución de Mayo. El monumento tiene una extensión longitudinal de más de 25 metros, y posee enormes figuras que representan la agricultura, la ganadería, y la impronta cultural de Alemania en la Argentina.

“Riqueza agropecuaria argentina”

El monumento-fuente “Riqueza agropecuaria argentina” (también llamado “Fuente Alemana en Buenos Aires”), es un regalo de la colectividad alemana para el Centenario de la Argentina, inaugurado el 18 de mayo de 1918. La obra de arte fue realizada por Gustav Adolf Bredow (1875-1953), en mármol de Carrara, bronce y lava de Roma (piedra blanca), y tardó más de cuatro años en hacerla.

En el centro cuenta con un vertedero central, bajorrelieves de vigoroso modelado y sobria técnica. Sobre dos bases cuadrangulares se hallan sendos grupos escultóricos: “La Agricultura” y “La Ganadería” realizados en mármol pentélico, de tinte suavemente amarillo, que con el correr de los años adquiere un matiz cada vez más saturado y cálido que resalta la luz y la sombra.

Al frente cuenta con una escalinata circular dividida en siete sectores. Cuenta además con una placa de bronce que homenajea al estadista alemán Konrad Adenauer. Las paredes posteriores al monumento fueron tapizadas con relieves de los escudos de los 16 estados alemanes esculpidos en bronce.

Historia
Su nombre le fue dado por la ordenanza n° 19.096 del año 1964. Abarca la manzana limitada por las calles Cavia y Castex; y por las avenidas Del Libertador y Casares, en la zona del barrio de Palermo.

Fue diseñada por Carlos Thays, quien empleó más de cuatro años en su construcción, y se la inauguró en 1904. En ella se encuentra emplazada la fuente-monumento “Fuente Riqueza agropecuaria argentina” (también llamada “Fuente Alemana en Buenos Aires”), regalo de la colectividad alemana para el Centenario de la Argentina, inaugurada el 18 de mayo de 1918. La obra de arte fue realizada por Gustav Adolf Bredow (1875-1953), en mármol de Carrara, bronce y lava de Roma (piedra blanca), habiendo empleado más de cuatro años en terminarla. En el centro cuenta con un vertedero central, bajorrelieves de vigoroso modelado y sobria técnica. Sobre dos bases cuadrangulares se hallan sendos grupos escultóricos: “La Agricultura” y “La Ganadería” realizados en mármol pentélico, de tinte suavemente amarillo, que con el correr de los años adquiere un matíz cada vez más saturado y cálido que resalta la luz y la sombra. Al frente cuenta con una escalinata circular dividida en siete sectores.

Cuenta además con una placa de bronce que homenajea al estadista alemán Konrad Adenauer. Las paredes posteriores al monumento fueron tapizadas con relieves de los escudos de los 16 estados alemanes esculpidos en bronce.

En el año 2005, durante el gobierno de Jorge Telerman luego de un trabajo de seis meses, el equipo técnico de la Dirección General de Espacios Verdes de la Secretaría de Producción porteña, en consenso con los vecinos, realizó un trabajo que demandó una inversión de alrededor de 700 mil pesos para restaurar el soporte pétreo del monumento, realizar un tratamiento de conservación de los bronces, refaccionar su fuente, reacondicionar su patio de juegos, y recuperar el trazado original del paisajista Carlos Thays, recomponiendo para ello el óvalo central de granza. También se incorporaron tradicionales bancos romanos y se relocalizaron los ya existentes.

El 1 de octubre de 2010, dos días antes de la conmemoración de la unificación alemana, se inauguró un ajedrez gigante que fue donado por el Gobierno de la República Federal de Alemania a la Ciudad de Buenos Aires, con motivo de la conmemoración del Bicentenario de la Argentina. El tablero mide 3,2 m² y los 16 trebejos fueron realizados en Alemania, en madera teca de Indonesia, para que resistan los cambios climáticos y el agua. La pieza del Rey pesa 6 kilos y mide 60 cm de alto.

Además se remplazó el alambrado perimetral por una reja y se incorporaron 600 herbáceas perennes de flor roja sobre la avenida Del Libertador. Una de las flores elegidas fue el geranio, simbólica de Alemania. En cuanto a las plantas pueden encontrarse en ella añosas tipas, araucarias y un jardín a la europea.

Un Ajedrez Gigante del 2010

En Plaza Alemania (Palermo), se celebra la unificación alemana, el ajedrez gigante donado por el Gobierno de la República Federal de Alemania a la Ciudad de Buenos Aires.
Esta donación es realizada en conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810 de la República Argentina.
Plaza Alemania avenida del Libertador 2700, Palermo
El tablero de ajedrez gigante tiene una dimensión de 3,2 mts x 3,2 mts, y las 32 piezas son de madera teca, que es una madera especial proveniente de Indonesia que resiste los cambios climáticos y el agua, que fueron confeccionadas especialmente en el país germano.
Entre las piezas se destaca la correspondiente al Rey que pesa 6 kilos y mide 60 centímetros de alto.

Octubre 2010- En coincidencia con el día en que se celebra la unificación alemana, se realizó la ceremonia de inauguración del ajedrez gigante donado por el Gobierno de la República Federal de Alemania a la Ciudad de Buenos Aires, en conmemoración del Bicentenario de la Revolución de Mayo de 1810. El acto tuvo lugar en la Plaza Alemania, avenida del Libertador 2700, con la asistencia del Ministro de Cultura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Hernán Lombardi, y el Embajador de la República Federal de Alemania, Günter Kniess.

Durante la ceremonia el Regimiento de Infantería 1° Patricios interpretó los himnos de ambas naciones y Lombardi expresó: “Es un grato honor celebrar en esta ceremonia la unificación alemana en el año del bicentenario de la Revolución de Mayo. El desafío es encontrar puntos de encuentro que son precisamente los lineamientos por la paz, por la libertad y por la justicia. Además, ambos países mantienen estrechas relaciones culturales y apuestan permanente por la cultura como herramienta de trasformación del ser humano. Hace diez meses armamos un dominó gigante como símbolo de la caída del muro, hoy inauguramos el ajedrez y mañana Zubin Mehta con la Filarmónica de Munich estarán en la 9 de Julio. Los que amamos la paz, la democracia y los derechos humanos creemos fervientemente que la cultura puede transformar el mundo”.

En el lugar fue emplazado un tablero de ajedrez gigante de 3,2 x 3,2 metros compuesto por 32 piezas de madera teca, una madera especial proveniente de Indonesia que resiste los cambios climáticos y el agua, que fueron confeccionadas especialmente en el país germano. Entre las piezas se destaca la correspondiente al Rey que pesa 6 kilos y mide 60 centímetros de alto.

Próximamente el Ministerio de Cultura organizará actividades, partidas y campeonatos de ajedrez, además podrá ser utilizado por los vecinos y turistas que así lo requieran.

La República Federal de Alemania también dona a la Ciudad otro juego de piezas gigantes que formarán parte de un ajedrez itinerante que recorrerá con distintas actividades, centros culturales, colegios, plazas y parques fomentando la participación en esta disciplina.